27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Local Motors: diseña un coche en una comunidad virtual y termina montándolo tú mismo

( @HerrarizM ) el

Estamos acostumbrados a marcas con décadas de historia que nos sorprenden cada año con nuevos modelos con la última tecnología, realizados con varios miles de euros de presupuesto y diseños que tardan años en pulirse y que se cuidan y se trabajan con un gran recelo, apenas empezamos a conocerlos cuando son cazados por fotógrafos en pruebas dinámicas, en otras ocasiones ni siquiera los encontramos hasta que no son presentados por la marca en algún salón del automóvil. Pero Local Motors ha decidido romper con esa idea. Ha decidido lanzar la primera marca de coches de »codigo abierto».

Local Motors es una empresa del estado de Arizona, en EEUU. Podrías pensar que se trata de un pequeño constructor más, otro fabricante que a través de una reducida producción pretende hacerse un hueco en la industria del automóvil con algún modelo exclusivo. Pero no es así. Local Motors construye coches bajo consenso de su comunidad online, más de 12.000 miembros que intercambian ideas de diseño y producción y que han conseguido plasmar todo ello en un primer modelo de marcado aspecto todoterreno.


De este modo el Rally Fighter, su primer vehículo, cuenta con un potente V8 6.2 de 430 cv entregados a través del eje trasero con una transmisión automática. En un primer momento, el Rally Fighter iba a incorporar un motor 3.0 diésel proveniente de BMW, pero finalmente, tras los problemas económicos de GM que dejo a precios competitivos sus motores se optó por un LS3. El precio del Rally Fighter es de 74.900$ o lo que es lo mismo, algo más de 54.000 Euros.

Pero dejando al margen este vehículo, que podría sorprendernos por su diseño, por su motorización… aspectos con los que podría contar cualquier otro modelo de los que estamos acostumbrados a hablar, sorprende por la integración de una comunidad en una industria habitualmente tan cerrada. Los diseños, las ideas, los modelos definitivos son sometidos a la valoración y concurso de la comunidad y cada aspecto es pulido por las aportaciones de cada miembro.

Además no sólo la comunidad online de la compañía participa en el diseño de cada vehículo. Los clientes están presentes, guían y participan en la creación de su vehículo. De este modo, hasta la producción sale fuera de lo corriente. Lejos de querer grandes líneas de producción, con trabajo en cadena y cientos de empleados por planta, para su montaje, Local Motors apuesta por la construcción de sus modelos de manera local, con licencia libre y especificaciones comunes.

Con la compra de un vehículo de Local Motors, el fabricante incluye 6 días en la fábrica donde el cliente contará con la ayuda de un constructor que hará las veces de instructor y que ayudará al cliente en cada paso, incluyendo también un sitio donde terminar la construcción del modelo, las herramientas necesarias y un curso de conducción. Además durante el proceso de montaje el cliente contará con 6 noches de estancia en un hotel cercano, servicios de transporte desde el aeropuerto al hotel y a la fábrica y la comida pagada.

Una curiosa manera de entender la industria del automóvil en el siglo XXI. Una comunidad que diseña y crea el coche en consenso a través de una plataforma online, se vota y se define el modelo y se entrega al cliente un paquete listo para montar su vehículo. La idea que ha revolucionado el menaje doméstico con Ikea llevada al mundo del automóvil y al contexto virtual en el que vivimos.

A continuación puedes ver un vídeo que explica el concepto de comunidad y de open source que utiliza Local Motors, desde que se se tiene la idea hasta que comienza la producción de un modelo de manera esquematizada:

Fuente: Local Motors
En Tecmovia:

Comentarios...

No está permitido comentar.