27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Chevrolet incluirá una etiqueta de impacto medioambiental en todos sus modelos

( @ClaveroD ) el

Uno de los debates que más circula alrededor de todos los modelos según su sistema de propulsión, es el impacto medioambiental real que tienen a lo largo de toda su vida útil. Pues de un modo u otro, puede que la eficiencia y la calificación verde que se les presupone a cierto tipos de vehículos, pueda suponer un grave impacto ambiental a la hora de producir dicho vehículo, o a la hora de evaluar sus daños después de haber cumplido su misión como transporte.

Es por ello por lo que Chevrolet se ha propuesto abanderar una propuesta con la que etiquetar todos su vehículos producidos, detallando en cada modelo el impacto ambiental que tienen durante su funcionamiento, incluyendo el proceso de fabricación desde las transformación de las materias primas, hasta el momento en el que cada vehículo deberá formar parte de una cadena de reciclado y descomposición.

En un principio, Chevrolet solo empleará esta etiqueta en el mercado norteamericano, siendo el Chevrolet Sonic el primero que ubicará esta etiqueta a partir de 2013. Más tarde la apuesta seguirá su implantación a través de toda la gama del fabricante en el mercado estadounidense, una pena el que se desconozca si la iniciativa llegará a otros mercados como el europeo en un futuro próximo.

La etiqueta contemplará 3 apartados de impacto en el medioambiente: «Before the road», donde se detallará el impacto mediante los procesos de fabricación, «On the road», donde se especifican detalles tales como las soluciones que se han implementado para favorecer el ahorro de combustible, y por último encontraremos el apartado «After the road», sección protagonizada por las posibilidades de reciclaje en un 85% del total del vehículo.

Con esta iniciativa, Chevrolet pretende demostrar el impacto del ciclo total de la vida de un vehículo, dándole vital importancia al conjunto del vehículo en sí mismo, observando detalles mucho más allá de la eficiencia del mismo durante el periodo de su vida útil. Si el mismo proceso de auditoría ambiental se extrapolara a otro tipos de vehículos, observaríamos de manera sorprendente como la eficiencia prometida en el funcionamiento de algunos conceptos, antes y después de su uso albergan un impacto en el que no se repara.

Fuente: General Motors
En Tecmovia: El Mercedes ML se compromete con el medio ambiente para toda la vida | Toyota, la marca más ecológica según el “Best Global Green Brands 2011” | Ford empleará botellas de plástico recicladas para tapizar al Focus eléctrico | El reciclaje del anticongelante aéreo puede llegar a reducir su impacto ambiental hasta en un 50%

Comentarios...

No está permitido comentar.