Tamaños de matrículas españolas y el porqué de las placas reducidas

( @omiguel ) el

Alguna vez os habréis preguntado por qué hay diferentes tamaños de matrículas en los vehículos matriculados en España. La clásica matrícula que todos estamos acostumbrados a ver no es la única opción para los turismos, en determinados supuestos se permite una matrícula de diferente diseño.

La placa más habitual en los dos extremos de un turismo es la denominada matrícula “ordinaria larga”, de fondo blanco y letras en color negro mate. Mide exactamente 52 centímetros de ancho por 11 centímetros de alto y es la matrícula presente por defecto en los automóviles, tanto en la parte delantera como en la trasera. Existe otra placa denominada “ordinaria alta” de 34×22 centímetros similar a la de las motocicletas que también puede ser utilizada en los turismos, conocida popularmente como “cuadrada”.

Pero en determinadas circunstancias existe la opción de instalar una matrícula de menor tamaño aunque sólo para la parte frontal. Es la “ordinaria larga delantera”, que mide 34 centímetros de anchura igual que la anterior pero únicamente 11 centímetros de altura. La normativa actual sólo la permite para vehículos de la categoría M1, dedicados en exclusiva al transporte de personas y hasta 9 plazas, en el caso de que, por construcción, el emplazamiento de la placa impida la colocación de la matrícula ordinaria larga.

Matrícula ordinaria larga delantera

Este tipo de matrícula es popular en el mundo del tuning o en vehículos exportados, por ejemplo los americanos clásicos como los Mustang. Para poder instalarla hay que cumplir con ciertas premisas, de las cuales las más importantes son que en el paragolpes no exista una superficie plana suficiente para colocar la matrícula ordinaria larga o que al colocarse sobre la rejilla de ventilación se impida un suficiente paso del aire hacia el radiador. Si la caja para la matrícula es reducida por fabricación también se permite.

De ser válida la utilización de esta matrícula reducida en el frontal, ésta debe colocarse en la parte central. No obstante, se puede situar hacia la izquierda, el lado del conductor, si la geometría del paragolpes o la refrigeración así lo requieren. La altura de la placa no tiene limitaciones excesivas salvo en el caso de la trasera, que en general debe situarse al menos a 30 centímetros del suelo.

Por otro lado, la matrícula de motocicleta tiene un cierto parecido a la “ordinaria alta”. Exactamente mide 22×16 centímetros y nuevamente repite el esquema de colores blanco y negro. Para los ciclomotores existe placa especial de fondo amarillo y letras negras con un tamaño de 16,8×10 centímetros.

Éstas son las más importantes y las que conciernen a los vehículo más habituales pero por supuesto existen otras matrículas entre las que entran las consulares, las temporales, las de los vehículos especiales y un largo etc. Podéis consultar un listado de variantes de estas matrículas en este enlace.

Vía: dgt
Más información: reglamento
En Diariomotor: Las matrículas en España | Matrículas de coches originales, bizarras e incluso frikis | Francia permite incluir los logos regionales en la matrícula, ¿interesaría aquí?