Actualizado 18:43

Cadillac ATS, regreso estelar al segmento compacto

( @davidvillarreal ) el

Es un hecho que a Cadillac se le llevan atragantando los alemanes y japoneses desde hace años. Imagino que a General Motors no deberá hacerle ninguna gracia que los fabricantes de lujo forasteros les hayan arrebatado su territorio. Para ser justos habría que decir que Cadillac ha hecho méritos para no poder competir con los productos que llegan cruzando ambos océanos. Pero soplan aires de renovación en Detroit, la industria se recupera del desmoronamiento de 2008 y se atisban soluciones muy acertadas para recuperar el trono perdido.

Así las cosas General Motors está apostando muy fuerte por sus dos marcas de lujo, Buick y Cadillac, principalmente en la línea de potenciar su gama de vehículos más compactos, o en otras palabras, el lujo para todos los públicos. El Cadillac ATS es toda una declaración de intenciones y el regreso a un segmento inédito para la marca al otro lado del Atlántico desde prácticamente los años 80. Cadillac quiere poner en la carretera un producto óptimo, distinguido y evitar que sus clientes tengan que rascarse en exceso el bolsillo.

Cadillac ATS

El Cadillac ATS pretende competir con las berlinas de tamaño medio de Europa y Asia. Cadillac se centra en el segmento “compacto” para regresar por sus fueros.

Una muestra más del trabajo de Estados Unidos para equipararse con los productos llegados del Viejo Continente está en la eficiencia y la tecnología de los nuevos modelos. Se espera que el nuevo ATS se comercialice con dos motores de cuatro cilindros, uno muy básico de entrada de 2.5 litros y uno de 2.0 litros y turbo que homologará 270 CV. El tope de gama lo ofrecerá el V6 de 3.6 litros que rondará los 320 CV de potencia.

Según se comenta otro de los puntos en los que Cadillac se habría puesto las pilas es en el aligeramiento. Mientras los BMW 328i y BMW 335i (por poner un ejemplo) comercializados en Estados Unidos están más cerca de los 1.600 kilogramos que de los 1.500, el Cadillac ATS marcaría en la báscula apenas 1.540 kilogramos. El punto extra lo pondría su tracción trasera, una relación de peso cercana al 50/50 y suspensiones adaptativas con el sistema Magnetic Ride Control y barra estabilizadora en el eje anterior. Opcionalmente incluso se dispondrá de tracción total y frenos Brembo, así como transmisiones manual y automática.

Ya sólo quedaría que Cadillac rentabilizase esta plataforma compacta con un nuevo coupé, un descapotable, un familiar y la correspondiente gama deportiva V. ¿No creen?

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor: Cadillac ATS: la berlina media de Cadillac se deja ver camuflada | El Cadillac ATS estrenará un motor 2.0 turbo de 270 CV