Mayores al volante: un problema sin solución

Dani  | 

Un 10% de los conductores españoles superan los 65 años, y por el envejecimiento de la población esta cifra crece cada año. La DGT afirma que no habrá límite de edad para seguir conduciendo, y niegan que esto sea un problema. Como siempre, la DGT se lava las manos en todo aquello que no sea velocidad, alcohol, cinturón o móvil, aunque según ellos mismos hay muchos más factores en los accidentes. Según el magazine Autopista, les resulta muy difícil reconocer que no están preparados para conducir y son sus familiares quienes lo detectan:

En la mayoría de los casos, la familia pide a la DGT que retire el permiso de conducir a sus mayores.

La Confederación Española de Organizaciones de Mayores publica una información totalmente parcial, no sabemos si a propósito o no, cito literalmente: Según las encuestas, sólo un 4,7 por ciento de los conductores implicados en un accidente mortal superaba los 65 años. Primero me gustaría saber de qué encuestas hablan, y segundo que evaluaran el porcentaje de jóvenes cocainómanos con vehículos de más de 6 años con menos de 1000 kg y más de 100 cv de potencia implicados en accidentes mortales. Seguro que al ser un porcentaje bajo concluirían que no resultan un peligro.

La cuestión es que estamos hablando de un grupo reducido de población (10% superan los 65 años, ¿pero cuántos los 75?) y que hacen pocos kilómetros al año. Por lo tanto no se puede decir que 4.7 % sea una cifra baja, habría que encajarla en un contexto más concreto, y ahí Autopista también ha metido la pata.

Una psicóloga del Observatorio Nacional de Seguridad Vial habla de un estudio (no encuesta) sobre los errores cometidos: no modifican una maniobra una vez la han comenzado, hacen las cosas automáticamente sin adaptarlas a la situación real. Y dejándonos de estudios y hablando de experiencias personales, posiblemente estaremos de acuerdo en que los errores típicos encajan en este patrón: meterse en una rotonda, cambiarse de carril, pasar un cruce sin mirar, etc. No son errores que suelan causar víctimas mortales, pero tampoco se puede negar que no pase nada.

Las previsiones para el futuro son que en 2010 aproximadamente un millón de personas de más de 80 años circularán por nuestras carreteras. En ciudades como California este problema se soluciona con la Indpendant Transportation Network (ITN), una asociación que pone chóferes a los mayores a precios razonables (unos 8€ por viaje). Catherine Freud decidió fundar ITN después de que un conductor de 84 años atropellara a su hijo. Mientras, en España la solución es mirar para otro lado y negar que esto sea un problema.

Más información: Terra Motor

Lee a continuación: Toyota Yaris, el utilitario que podría haber sido perfecto

Ver todos los comentarios 7