Informe: riesgos y ventajas de la conducción nocturna

 |  @omiguel  | 

El CEA (Club de Automovilistas Europeos) publica un informe donde se especifican las ventajas y la prevención de riesgos sobre la conducción nocturna. El estudio desvela interesantes datos, como que el 42% de los accidentes se producen durante la noche o que entre las 4 y las 6 de la mañana aumenta considerablemente la fatiga y el cansancio.

Para estudiar todos estos datos, hay que partir la percepción visual: el 90% de la información sobre la conducción se recibe a través de esta. Ésta misma viene determinada por la sensación lumínica, la capacidad de reconocer colores y la agudeza visual. En condiciones nocturnas, el cerebro necesita mayor esfuerzo para interpretar estas señales y actuar en consecuencia.

El informe también añade una serie de reglas básicas para que la conducción nocturna sea segura.

10 reglas de oro para conducir de noche:

  1. Reducir la velocidad: Debes ser capaz de parar totalmente el vehículo dentro del campo de iluminación de los faros. En carretera, la velocidad máxima recomendada es de 90 kilómetros por hora.
  2. Mantener la distancia de seguridad: No debe ser inferior a tres segundos con el vehículo precedente.
  3. Aumentar la frecuencia de mirada por los retrovisores: Al menos, debemos mirar cada diez segundos.
  4. Aumentar la frecuencia de las paradas: Se debe parar para descansar las piernas y limpiar bien los cristales para que no se entorpezca nuestra visión.
  5. Al atardecer, encender las luces de cruce: Ante el primer síntoma de escasa visión, debemos encender las luces.
  6. Parar si aparecen síntomas de fatiga: Ingerir algún alimento o bebida energizante.
  7. Parar si aparecen síntomas de somnolencia: Descansar unos 20 minutos y tomar algún café o bebida estimulante, y, si está muy cansado, dormir.
  8. Utilizar las luces largas si es posible: En carreteras donde no haya posibilidad de deslumbrar a otros vehículos, utiliza las luces largas en lugar de las de cruce, así aumentará nuestra percepción nocturna.
  9. Quitar las luces largas en adelantamientos: Para que no existan riesgos de deslumbramiento, si nos cruzamos con otro vehículo, se deben quitar las luces largas y se pondrán las de cruce.
  10. Reducir la intensidad de la luz del cuadro de instrumentos: Cuanto más luz haya en el interior, peor se ve en el exterior.

Vía: TerraMotor

Lee a continuación: El primero en perder el carnet por puntos reincide sin vergüenza