Los medicamentos advertirán en la etiqueta si son peligrosos para conducir

 |  @davidvillarreal  | 

Según las estadísticas, entre un 5 y un 10% de los accidentes que se registran en la Unión Europea pueden deberse a la conducción bajo los efectos de algún medicamento. Y es que aún muchos conductores toman medicamentos con o sin prescripción médica, que podrían producir mareos, somnolencia y una reducción de los reflejos que pueden ser las responsables de buena parte de los accidentes que suceden en nuestras carreteras.

Por eso mismo ya se está estudiando en España y en paises de la Unión Europea, incorporar un pictograma llamativo y visible en el etiquetado de los medicamentos, probablemente una señal de tráfico con un coche dibujado en su interior y la leyenda “Conducción: ver prospecto”. El objetivo es que aquellos que tengan que tomar dichos fármacos tengan presente la peligrosidad de combinar su consumo y la conducción.

Medicamentos peligrosos

En la mayoría de los casos el propio conductor no es consciente del peligro que pueden suponer algunos medicamentos que a priori pueden parecer tan inofensivos como los antihistamínicos que habitualmente se emplean para combatir la alergia. El objetivo de la Subsecretaría de Sanidad es que todos estos medicamentos estén debidamente etiquetados para conseguir que el paciente y conductor esté informado de la peligrosidad de su consumo y la conducción.

En estos momentos ya se están examinando los más de 13.000 medicamentos autorizados que se comercializan en España, empezando por aquellos medicamentos que podrían tener mayor influencia en la conducción, tales como los antihistamínicos, antidepresivos, somníferos y relajantes musculares. Aún así y a la espera de que los fármacos que incorporan el nuevo etiquetado se pongan a la venta, el Ministerio de Sanidad ha hecho las siguientes recomendaciones:

  • Antes de conducir o utilizar maquinaria peligrosa procurar probar con anterioridad el medicamento para saber como puede influir en sus reflejos, capacidad de concentración o si produce sueño.
  • Los efectos más perjudiciales al volante son más peligrosos los primeros días de tratamiento y las primeras horas despues de ingerirlos.
  • Es imprescindible respetar las dosis y los tiempos que haya recomendado el médico.
  • Tomar alcohol junto a ciertos medicamentos incrementa los efectos perjudiciales, y por lo tanto influye aún más en nuestra conducción, aunque no se superen los límites legales de alcoholemia.
  • Si tiene que conducir, recuérdeselo a su médico para encontrar una medicación que no perjudique su conducción.
  • Si tiene alguna duda comuníqueselo a su médico.

Vía: Ministerio de Sanidad y Política Social
En Diariomotor: Buscando las causas de los accidentes, Conducir con resaca multiplica por cuatro el riesgo de accidente, La alergia mata 100 conductores al año en España

Lee a continuación: 42 millones de puntos a repartir entre los que no hayan perdido ninguno