CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

En el IFR Aspid se podrá controlar casi todo desde el volante

Óscar Miguel | @omiguel | 30 Jul 2009
IFR Aspid
IFR Aspid

IFR Aspid, ese el nombre de un superdeportivo “marca española” que rivaliza en rendimiento y en tecnología con los Caterham: dos plazas, 700 kilogramos de peso y 400 CV de potencia hacen de él una de esas joyas con las que pasar unas cuantas horas de virajes y aceleraciones. Su presentación se realizó el año pasado y todavía falta un tiempo para que llegue a sus afortunados propietarios.

El Aspid despunta por su modernismo y no sólo a la hora de enseñar sus músculos sino a la hora de su tecnología. Autocar nos da ahora más explicaciones acerca de uno de sus apartados más interesantes, un centro de control electrónico situado en el propio volante. Un sitio de lujo desde el que controlar, en todo momento, los parámetros vitales para el funcionamiento del vehículo. O, por decirlo de otra manera, el acceso a la programación básica del coche con sólo un par “clicks”.

IFR Aspid

Tal sistema se basa en un interfaz compuesto por una pantalla táctil junto a una serie de botones que lo rodean, con una multifuncionalidad inherente. A través de ésta se puede modificar en tiempo real los parámetros de la suspensión (rigidez, altura, etc) y del motor, atacando incluso a nivel de detalle de la programación de la centralita. De esa forma se puede elegir in situ la curva de desarrollo, el par o la potencia máxima que se desean alcanzar, pudiendo así adaptar el coche a un simple paseo o al circuito. Otro parámetro interesante a personalizar es la fuerza G que se desea alcanzar en las curvas.

En cualquier momento se pueden almacenar estos ajustes en un perfil asociado a un nombre para que diversos conductores tengan configurado el coche a su antojo. A estas alturas el Aspid ya se muestra a un nivel muy alto pero todavía queda más tinta en el tintero. El Aspid lleva un navegador GPS que actuará como tal para guiar al conductor pero además también irá conectado con este centro de control. Así es fácil imaginar otra de sus funcionalidades: adaptar los parámetros del chasis y del motor al trazado que está recorriendo el vehículo.

IFR Aspid

Y no sólo estas configuraciones sino que además podrá ajustar la velocidad a la que circula si se usa el control de crucero, algo parecido al RunSmart Predictive Cruise de Freighliner o a lo que Nissan adelanta para su coche eléctrico. Muy útil para circular de forma suave, confortable y además más económica aunque de momento esto está bajo desarrollo y llegará más tarde que el Aspid “de serie”.

Todo suena muy tecnológico y novedoso pero lo que no hay que olvidar es que este “rompe marcas” tendrá un precio de alrededor de 95.000 euros. Vistas estas cosas parece que los mercerá bien.

IFR Aspid

20
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vía: autocar

En Diariomotor: IFR Aspid

0