CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Coches eléctricos

2 MIN

El gobierno francés quiere comprar 50.000 coches eléctricos

Fernando Moreno | 26 Sept 2009

Definitivamente, y por motivos que no alcanzo a comprender, los políticos de medio mundo han decidido que su juguete favorito no es la Play, o la Wii, sino los coches eléctricos. En España le ocurrió algo parecido a nuestro ministro de industria, que de la noche a la mañana se lanzó a un tórrido y alocado romance con este tipo de autos. Su entusiasmo apenas tuvo repercusión entre sus compañeros de profesión que, tan tradicionales ellos, prefieren seguir aferrados a sus coches oficiales repletos de aros, caballos de potencia y listas de opciones kilométricas.

Bromas aparte, la noticia la protagoniza el gobierno francés, que ha anunciado oficialmente su intención de hacerse con una flota de 50.000 vehículos eléctricos para dar servicio a empresas estatales como Correos, la compañía nacional de ferrocarriles SNCF y a la propia administración.

Según la prensa francesa, el plan contempla la adquisición de 100.000 vehículos eléctricos en los próximos cinco años, de los que 10.000 irían a parar al servicio de Correos. Más aún, el gobierno francés se ha mostrado interesado en invertir dinero público en una fábrica de baterías y en un centro de investigación dirigido a mejorar la tecnología de las baterías actuales.

Supongo que todos estos pasos se están dando bajo la atenta mirada de las compañías eléctricas francesas, tan orgullosas ellas de sus centrales nucleares. E imagino que también explica, en gran parte, el desfile de coches eléctricos que Renault ha mostrado en el Salón de Frankfurt.

No estoy en contra de que las nuevas tecnologías automovilísticas lleguen a la sociedad por esta vía, pero no me convence esta ansiedad por los coches eléctricos sin que se explique, hasta el ultimo detalle, de dónde se piensa sacar toda la electricidad necesaria para mover estos coches. ¿Más centrales nucleares? ¿Más centrales de carbón?

Desde el principio he tenido la sospecha de que el coche eléctrico (el de “pilas”) era la excusa perfecta para dar un paso hacia delante y, a la vez, dos pasos hacia atrás. Y entre tanto, los coches de hidrógeno (que también son eléctricos) durmiendo el sueño de los justos y la energía solar sometida a los caprichos del político de turno.

Vía: Le Monde En Diariomotor: Renault anuncia cuatro concepts eléctricos para Frankfurt 2009 I Renault Fluence Zero Emission Concept I Renault Twizy Zero Emission Concept