Opel Kapitän P2, cincuenta aniversario

Fran López  | 

El Opel Kapitän no es un modelo especialmente conocido o recordado a día de hoy, pero puede considerarse el bisabuelo del Opel Insignia, el estandarte actual de la marca alemana. Diversos modelos vieron la luz bajo esta denominación: en 1938 veía la luz la primera generación, que se retomaría tras la posguerra con pocos cambios hasta el año 1953, luciendo rasgos puramente americanos. Posteriormente, surgiría una generación completamente nueva en 1954, con un diseño más moderno para la época.

Ya en 1958, aparece el Opel Kapitän P1, y en el otoño de 1959 nace el Opel Kapitän P2, que cumple en estas semanas 50 años de su nacimiento. Los posteriores Opel Kapitän de la década de los ´60 y primeros ´70 ya se venderían bajo denominación Admiral o Diplomat. Durante muchos años, los Opel Rekord y Opel Kapitän fueron la espina dorsal de la gama de Opel en cuanto a berlinas, y los diferentes Kapitän eran considerados como verdaderas grandes berlinas en su época, luciendo motores y equipamiento de altura.

En 1959 salía por primera vez de la línea de producción de Rüsselsheim el Kapitän P2, que lucía un diseño muy logrado, y pronto se convertiría en un éxito para la marca. Hasta 1964, año del fin de la producción del P2, se vendieron 145.616 unidades del modelo.

Con un diseño muy típico de la década de los ´50, el Kapitän P2 tenía un techo prácticamente plano y una amplia superficie acristalada, incluyendo un parabrisas más ancho que se prolongaba hacia los laterales. Su motor era un 2.6 litros de seis cilindros en línea que entregaba 90 CV y un par máximo de 190 Nm entre las 1.300 y las 2.500 rpm. En su época, tenía un funcionamiento realmente suave gracias al motor, sin demasiados ruidos ni vibraciones, y a una suspensión muy cómoda, junto a la transmisión automática Hydra-Matic o a la dirección asistida.

En la actualidad, el Opel Insignia continúa con el espíritu de las berlinas Opel como este Kapitän. Después de ser galardonado con, entre otros, el premio al “Car of the Year 2009” y en apenas doce meses en el mercado, ya ha alcanzado las 150.000 unidades vendidas. Con la llegada de las versiones familiar y el deportivo OPC, la senda del éxito debería continuar para la berlina de la marca del rayo.

Vía: German Car Scene
En Diariomotor: Opel Insignia | Los diez coches alemanes más importantes de la historia | El último adiós al cementerio de coches de Kaufdorf

Lee a continuación: El último adiós al cementerio de coches de Kaufdorf

Ver todos los comentarios 7