CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

¿Usas gafas para conducir? Cuidado con el airbag

Muchos somos los que necesitamos gafas para conducir, o simplemente conducimos con gafas de sol para evitar el deslumbramiento del sol. Por ello, estudios como este de la Fundación Mapfre en el que se analizan las lesiones que puede ocasionar el estallido del airbag en un accidente si llevamos gafas siempre son bienvenidos, puesto que pueden contribuir a mejorar la seguridad vial y más concretamente a reducir las posibles lesiones en un accidente.

Según la Fundación Mapfre, llevar gafas no siempre nos va a proteger una parte tan sensible y delicada como son los ojos en un accidente. Más bien puede ser al contrario, ya que los efectos de la montura y de los cristales sobre el globo ocular pueden ser devastadores y producir lesiones de importancia, incluso en una colisión a muy baja velocidad, con el impacto de nuestra cara sobre el airbag o el volante. Ahora bien, ¿qué se puede hacer para minimizar este riesgo?

Según el “Estudio sobre las lesiones oculares y orbitarias en usuarios de gafas por estallido del airbag a baja velocidad“, realizado por el Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, el uso combinado del airbag y el cinturón de seguridad reduce el riesgo de muerte hasta un 9.5 %. Sin embargo, el mismo airbag puede ocasionarnos lesiones que, en el caso de llevar gafas, podrían suponer un riesgo en algunos casos de hasta el doble que si no usásemos gafas.

Para minimizar este riesgo de lesiones, un primer y fundamental paso es adoptar una correcta postura de conducción, dejando una distancia adecuada con el volante, que podría ser como media de unos 45 centímetros. Si conducimos muy pegados al volante los daños podrán ser mucho mayores. Otras interesantes conclusiones de este estudio son que cuando las gafas no se rompen actúan como un agente protector para los ojos, aunque esta resistencia suele ser un 15 % inferior en el caso de gafas con monturas al aire.

Además de estas medidas absolutamente obligatorias y lógicas, como llevar siempre puesto el cinturón y adoptar una postura conveniente y a la vez cómoda para conducir, que no impida el correcto funcionamiento del airbag, si conducimos con gafas interesa, por tanto, que sean con montura cerrada y bastante rígida y, sobre todo, que los cristales sean orgánicos. Estos cristales, además de ser más ligeros, no se astillan al romperse como los tradicionales cristales minerales.

Vía: Fundación Mapfre En Diariomotor: Los cinco coches más seguros del 2009 según EuroNCAP | Uso de cinturón en menores, necesario y obligatorio