CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

2 MIN

Longhorn Custom Roadster, un "pincho" con ruedas de 1939

Hay creaciones artesanales que escaparían a la más sencilla de las lógicas pero no por ello pierden mérito. Ese podría ser el caso del Longhorn Custom Roadster, un descapotable clásico construido de una curiosa forma por Oliver Albert Gonzales a partir de 1939.

Los descapotables de la época eran alargados pero es que éste supera todo lo imaginable con sus 5.89 metros de longitud, de los que la mayoría no sirven absolutamente para nada. Sus exagerados arcos de rueda, con pinta aerodinámica y todo, y el pincho que lleva como frontal llaman la atención pero hay dos datos más interesantes todavía: con todo su tamaño solamente pesa 1.270 kg y está formado por piezas de hasta 14 marcas y modelos de coches.

Resulta bastante increíble que con semejante estructura y en la época en la que fue construido tenga el mismo peso que un compacto actual cualquiera. Ninguno de ellos lleva semejante mezcla de partes de coches pero sin duda ello ha conseguido que el coche sea totalmente único y irrepetible, una “alfombra” sobre ruedas que a muchos haría frotarse los ojos.

14 años son los que le llevaron a Oliver terminar su obra y no dudo que la disfrutaría a pesar de que muchos le llamasen locos, la innovación creativa en esa época no siempre era bienvenida por el pueblo.

Entrando en algo de mecánica, dentro de ese alargado morro se aloja un motor de 12 cilindros fabricado por Lincoln, todo un señor motor para la época aunque con toda probabilidad no sobrepasaría los 100 CV de potencia. Aún así los cálculos nos dicen que el coche sería bastante rápido igualmente en comparación con los coches de la época a pesar de que en el reparto de pesos no saldría muy beneficiado.

Tras su paso por el Pate Museum of Transportation de Texas el Longhorn Custom Roadster ha entrado en subasta. Para muchos coleccionistas sería un objeto perfecto pero pienso que para su creador el “precio” sentimental sería incalculable. El que se haga con él incluso podría conducirlo pues está homologado para circular por carretera, en Estados Unidos por supuesto.

Vía: motorpasión

En Diariomotor: Rolls-Royce Camargue Sbarro, al campo de caza | El coche de la Pantera Rosa, a la venta en Ebay