Reparto eléctrico para Tesco y FedEx cortesía de Navistar

 |  @sergioalvarez88  | 

Navistar International es una empresa estadounidense que produce todo tipo de vehículos, desde los sustitutos del Humvee hasta los camiones de reparto eléctricos eStar, en una joint-venture con la empresa británica Modec. Estos vehículos de reparto emplean un chasis británico, acoplado a un pack de baterías de iones de litio desarrolladas por A123 Systems. Las primeras unidades en pruebas las ha venido empleando la cadena de supermercados Tesco en el Reino Unido, pronto FedEx hará lo propio.

Cuatro unidades han estado en pruebas en EEUU al servicio de la empresa de mensajería FedEx, con resultados muy satisfactorios. Navistar ya tendría 200 pedidos en firme. Las ventajas frente a un camión de reparto con motor diésel o de gasolina – en EEUU FedEx aún usa furgones con motores V8 de gasolina – son muy claras: menos ruido, menos contaminación, menos emisiones y menos costes. En entornos urbanos resultan una opción ideal, en los atascos no gastan dinero ni emiten dióxido de carbono.

Sin embargo, tienen en los costes su principal problema: cada una cuesta 150.000$, unos 50.000$ más de lo que cuesta un Corvette ZR1, y una cantidad de dinero con la que se podrían comprar siete Ford E-150 Econoline ligeras, aunque la equivalencia no sea la exacta. El coste es actualmente un problema, pero con las ayudas gubernamentales estadounidenses y una producción estimada en más de 4.000 eStar este año las economías de escala empezarán a jugar a favor de estos vehículos eléctricos.

En cuanto a sus credenciales, los Navistar/Modec eStar son camiones ligeros con una capacidad de carga de dos toneladas y media, con un peso máximo en orden de marcha de cinco toneladas y media. Equivalen a los Nissan Cabstar, por poner un ejemplo que podemos ver todos los días en las calles de España. Cuentan con un chasis modular que se extiende su longitud máxima hasta los 6.8 metros, aunque su batalla es siempre de 3.6 metros. Su carrocería es aerodinámica, con bordes redondeados y bastante carenado.

El encargado de propulsar las ruedas traseras es un motor eléctrico de 102 CV con un par máximo de 300 Nm. El pack de baterías de 80 kWh de capacidad permite una autonomía máxima de 160 km, más que suficientes para el reparto urbano. El proceso de recarga se puede efectuar mediante la típica toma de corriente o se puede desmontar el pack de baterías, e intercambiarlo por otro pack cargado en menos de 20 minutos. Los cambios de baterías siguen ganando adeptos, ya no sólo en Better Place.

Otra ventaja es que la tecnología de las baterías de A123 Systems permite recargas rápidas sin un deterioro de la vida útil de las baterías. FedEx espera que un turno de ocho horas se complete sin necesidad de recargar las baterías. El ordenador de a bordo debería informar puntualmente de la autonomía restante y proveer un rango visual de manera intuitiva en el navegador.

Vía: Autoblog Green | Edmunds
En Diariomotor: Visita a la electrolinera de Better Place en Tokyo | Highly Sophisticated Transporter, el camión del futuro

Lee a continuación: Peugeot iOn

  • Anónimo

    fedEx espera mucho.

  • Lo que habré comprado yo en el Tesco, las parodias con la cajera que no nos quería vender el vino de brick español por ir tanto mayores como menores… En fin, un show dublinense.

  • dmptuning

    Ya bajarán el precio, para el presupuesto del Estado no supone un golpe duro ni de lejos, ya que éste suele manejar cifras de millones.

    Todo es ponerse.

  • Anónimo

    eso es lo k nesesitamos todos los k tenemos un negosio con reparto pero los costes del veiculo son brutales,, por eso solo lo compran las enpresas y los k no tenesmos el capital seguiremos kemando gasolina..

  • Pingback: Reporter, el pick-up del futuro según Daimler — Diariomotor()

  • Pingback: Via Motors ultima los detalles de su primer pick-up eléctrico()