Un Ford de 1938 para irse de caza mayor

 |  @davidvillarreal  | 

Nunca me ha gustado la caza, es más, tengo que reconocer que me da algo de grima ver el enrejado de la jaula de esta flamante restauración que os traigo hoy. Pero ¿a quién no le gustaría salir a dar un paseo con una joyita de los años 30 como esta camioneta Ford? Sencillamente genial, y nada tiene que envidiar a los más lujosos shooting brake ni a los más intrepidos SUV que habitualmente se emplean para tal fin. Aunque vaya por delante que nadie en su sano juicio se atrevería a cubrir de barro todo un clásico como éste.

El trabajo de restauración ha corrido a cargo de Fernando Aguerre, un surfista argentino afincado en California. Para alegría de los amantes de los clásicos cuando no está cogiendo olas emplea su tiempo en dar una segunda vida a vehículos como éste, que ya cuenta en su chasis más de 70 primaveras. Se trata de una camioneta Ford de 1938 que en su día se adaptó para algún entusiasta de la caza mayor, que a juzgar por la elegancia de su carrocería debía ser la envidia de sus compañeros de afición.

Sorprenden algunos detalles tan puramente auténticos y lujosos como poco prácticos, tales como la propia cabina rematada con paneles de madera y esos inmensos pasos de rueda. En el aspecto más práctico tenemos las jaulas traseras separadas del habitáculo y preparadas para alojar a los perros, incluyen además un pequeño depósito con agua para dar de beber a la jauría. Aunque no lo veamos también cuenta con un maletero conectado con el habitáculo suficientemente amplio como para alojar todas las armas.

Otro detalle que nos resulta curioso es el del pequeño faro derecho, justo en la ventanilla del conductor (por que está preparado para conducir por la izquierda) y que como los coches patrulla policiacos de antaño, se gira manualmente y sirve para enfocar y tener mejor visibilidad en intensas jornadas de cacería nocturna.

Lo dicho, una gozada incluso para los que no nos gusta la caza…

Un Ford de 1938 para irse de caza mayor

Vía: Hemmings
En Diariomotor: A subasta el Ford Model A de John Dillinger | Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Lee a continuación: Porsche nos recuerda por qué Le Mans es su feudo desde hace 40 años

  • jmt46

    Impresionan mas los RR con tigres de Vengala en los Guardabarros!

  • Pancho E34

    No hablan de Potencia?

  • SVT

    QUE ESTO NO ES DE MOTORPASION?

  • Goriloak

    No se como cazaran en U.S.A., pero lo que es por aqui a la caza mayor, los cazadores, no son los que llevan los perros. En las monterías los perros van por un lado, mientras los cazadores esperan en sus “puestos”. Y para las esperas nocturnas, con un perro sólo espantarías a la caza.

    A ver si la jaula va a ser para llevar los “trofeos”.

  • Anónimo

    pues tiene pinta.

  • gustavo

    Si se fijan este vehiculo tiene la chapa patente de Argentina.

  • tampoco me gusta la caza pero el diseño del vehiculo es muy interesante. parece buena opcion para cazar o para convertirse en vigilante de la noche