CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Emulan el viaje de Marco Polo... en coche y sin conductor

David Villarreal | @davidvillarreal | 22 Jul 2010

Hace más de 7 siglos algunos mercaderes como el conocido Marco Polo descubrieron los beneficios de comerciar con Asia a través de la famosa ruta de la seda. Hoy en día, en el siglo XXI, el objetivo de unos ingenieros italianos no es otro que el de demostrar hasta qué nivel está desarrollada la tecnología de reconocimiento del entorno. Y para ello se propusieron viajar desde Italia hasta China con su propio coche sin conductor, y de hecho lo han conseguido.

Casi 13.000 km por vía terrestre, en una aventura que les llevó tres meses con unos vehículos que para complicar aún más la hazaña contaban con propulsores eléctricos que no superaban los 60 km/h y requerían una carga completa de 8 horas después de 4 horas de funcionamiento. Según sus creadores el reto más importante estuvo en encontrar un sitio para recargar las baterías en medio de algunas aldeas perdidas en Siberia y Mongolia. Como solución temporal se llevaron generadores alimentados con gasolina.

Viajaron en un convoy formado por dos furgonetas manejadas por un conductor, seguidas por sendas furgonetas sin conductor, las cuales llevaban a bordo dos ingenieros, uno de los cuales se encargaba de supervisar la situación y de ponerse al volante en el hipotético caso de que el sistema autómata fallase. Viajar sin conductor aún no es legal en ningún país que se precie de serlo, por eso mismo tuvieron que conseguir todos los permisos necesarios en cada uno de los países que tuvieron que recorrer para desarrollar este experimento.

Uno de los ejercicios en los que pusieron más interés consistió en estresar al sistema en un entorno real, es decir, enfrentarse al caótico tráfico de las calles de Moscú, a condiciones climatológicas adversas, carreteras en malas condiciones y a peatones “kamikazes” que se cruzan en plena carretera. De hecho para que esta tecnología se pueda introducir en el mercado antes sería necesario un duro proceso de pruebas que garanticen su seguridad.

Todo el proyecto se ha financiado con casi 2 millones de euros en concepto de subvenciones de la Comisión Europea y con el apoyo técnico de Piaggio que les ha proporcionado las furgonetas. Si ellos lo han conseguido, os podéis imaginar de qué serían capaces en uno de los grandes grupos automovilísticos.

En fin, menuda aventura la de estos italianos…

Vía: npr.org En Diariomotor: Audi TT-S “Shelley”, subirá Pikes Peak sin conductor | Guiar el coche con la mirada, ya es una realidad | Masdar City, una ciudad con futuro transporte automatizado y ecológico