comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Tráfico quiere limitar a 30 Km/h la velocidad máxima en algunos tramos urbanos

La política de la DGT es bien conocida en cuanto a excesos de velocidad y sanciones mediante radar, pero sus intenciones son ir un paso más allá y alcanzar las ciudades. De la revisión al alza de los límites de velocidad en autopistas, actualmente situados en 120 Km/h, ni hablamos, pero sí de la revisión a la baja de algunos otros límites genéricos de velocidad. Por ejemplo, los de algunos tramos urbanos.

Así, Tráfico ha anunciado que estudia modificar el actual Reglamento de Circulación para cambiar el actual límite en ciudades, reduciéndolo de los 50 Km/h actuales a los 30 Km/h que proponen, en búsqueda de una mayor seguridad para los peatones y una menor contaminación. Según esta propuesta de la DGT lanzada al aire, no se reduciría la velocidad máxima genérica para todas las vías urbanas, sino sólo para aquellas calles de un único sentido o para las de un carril por sentido.

Según lo dicho por la Dirección General de Tráfico, la intención es de que esta modificación se apruebe por medio de un Real Decreto en este mismo año. Con esta medida, afirman, se aumentará la seguridad y se reducirán las muertes por atropello, cifradas en 269 fallecimientos en 2009: según Pere Navarro, Director de la DGT, “a 70 kilómetros por hora no se salva nadie, a 50 se salva el 50% y a 30 se salvan el 95% de los atropellados”. Y añado yo, si ya puestos prohibimos los coches, se salvarían el 100%...

Pere Navarro afirma además que esta hipotética limitación genérica a 30 Km/h de la circulación en ciudad no se extendería a los ejes urbanos más importantes de las ciudades, que comunican un punto y otro de la misma ciudad y por los que circulan la mayor parte del tráfico, para no entorpecer los desplazamientos, sino tan sólo a aquellas calles de menor entidad, con un carril por sentido o circulación en un único sentido.

Además, añaden que los efectos sobre la contaminación atmosférica también serían positivos en las grandes ciudades. En este punto he de discrepar, puesto que el principal culpable de la contaminación en ciudad atribuible a los vehículos no es la velocidad, sino más bien los atascos y un tráfico congestionado y poco fluido. Es más, diría que la diferencia entre circular a velocidad constante 30 o a 50 Km/h es muy pequeña y probablemente, en muchas circunstancias (como conducir en marchas cortas, como en 1ª o 2ª, o continuos arranca-para) el consumo será mucho mayor a 30 que a 50 Km/h.

Fotografía: Julio César Cerletti García – Flickr Vía: El País En Diariomotor: Nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial | Reformas en sanciones: multa de 100 euros a partir de 121 Km/h