comscore
MENÚ
Diariomotor
Prototipos

4 MIN

Mazda TAKERI definiendo el futuro de la marca a través de una berlina

mazda1

Todavía queda más de un mes para que llegue el Salón del automóvil de Tokyo, pero Mazda ha querido ir llamando ya nuestra atención y bajo el tema del Salón de Tokyo, ‘’Tecnología del medio ambiente, empujando los límites de la emoción del movimiento’‘ ha presentado el concept de su nueva berlina de tamaño medio: el Mazda TAKERI.

De este modo Mazda une los conceptos de dinamismo arraigados en el Zoom-Zoom con el desarrollo para mejorar la tecnología sostenible de la marca a largo plazo. El Mazda TAKERI supone además la llegada de las nuevas líneas principales de diseño de la marca.

El TAKERI es un claro fruto del lenguaje de diseño instaurado por el Mazda Shinari Concept y denominado como Kodo y firmado por Ikuo Makeda, jefe de diseño de mazda. Podríamos entender incluso el TAKERI como una evolución de aquel concept con nuevos rasgos, pero compartiendo el aspecto definitorio como modelo.

En el concept, cabe destacar la parrilla frontal con un gran protagonismo de las ópticas y los ribetes que llegan desde la parrilla hasta integrarse con los faros de aspecto agresivo. El capó destaca por su sencillez, un diseño totalmente limpio hasta los pasos de rueda, encargados de dar un aspecto más musculoso. Por la parte inferior del frontal se han añadido dos pequeños apéndices aerodinámicos remarcando una pequeña apertura y un splitter inferior en el centro.

En la línea lateral podemos apreciar también la herencia del Shinari Concept. Cuatro nervios se encargan de definir esta parte del TAKERI, tres de ellos marcando la parte superior del lateral y formando los abultados pasos de rueda, el cuarto, delimitando el diseño inferior. Destacan también los retrovisores, difícilmente trasladables a la calle en un modelo de producción por sus reducidas dimensiones.

En la parte trasera, el nervio sobre el paso de rueda se integra directamente con la óptica trasera mientras que el techo continua su pendiente hasta modelar un pequeño alerón sobre el portón del maletero. Bajo este, aparece un añadido delimitando el espacio de la matrícula que sigue la tendencia de la parrilla y se integra también en las ópticas traseras, de gran importancia también en el mensaje visual transmitido en un primer vistazo. El conjunto lo remata un difusor en el que se integran dos salidas de escape de considerables dimensiones.

Para el motor se recurre a la tecnología SKYACTIV en toda su gama tomando como protagonista la eficiencia y la reducción de consumos a través del SKYACTIV-D, el motor diesel, que en combinación con el sistema de Start&Stop y el nuevo sistema de frenada regenerativa consigue consumos muy moderados según el fabricante.

Desconocemos si continuará con las especificaciones recientemente conocidas para el motor SKYACTIV-D o se modificarán. El nuevo propulsor diésel de Mazda es un 2.2 litros turboalimentado con una baja compresión y emisiones inferiores a 120 g/km y que en el caso conocido del CX-5 rinde 175 CV.

Mazda apuesta en su tendencia hacia la eficiencia y la bajada de consumos y emisiones por una reducción de peso y líneas aerodinámicas, apuesta que llega desde el interior de la filosofía de la marca y se plasma directamente en este concept que inevitablemente nos introduce ante el que podría ser el sustituto, o la base de desarrollo de éste, del futuro Mazda 6. Para conocerlo a fondo tendremos que esperar hasta el 30 de noviembre en el Salón de Tokyo.

Fuente: Mazda En Diariomotor: Mazda Shinari Concept, puro ejercicio de diseño, Tecnologías Mazda SKYACTIV, apostando por la combustión interna (I), Tecnologías Mazda SKYACTIV, apostando por la combustión interna (II), Tecnologías Mazda SKYACTIV, apostando por la combustión interna (III)