CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Daihatsu

2 MIN

Daihatsu D-X Concept, una navaja suiza con ruedas

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 17 Nov 2011

Hace unos pocos días mi compañero Víctor Fernández nos habló de los prototipos que Daihatsu presenta en el próximo Salón de Tokyo. Uno de los que ha pasado más desapercibido ha sido el llamado Daihatsu D-X Concept. En esencia, se trata de un roadster kei car, un sucesor para el llamativo e infravalorado Daihtsu Copen, cuyas ventas en Europa han sido marginales: ni siquiera se ha llegado a ofrecer en España peninsular.

Dejando a un lado una estética más o menos agresiva, una longitud inferior a los 3,5 metros y un motor de como mucho 660 cc, el D-X Concept es toda una navaja suiza. Puntualicemos un poco más sobre el motor: un bicilíndrico de motocicleta con turbo e inyección directa. No se especifica potencia, pero esperamos que con el escaso peso del “D-Cross” se mueva de maravilla y tenga unos consumos de risa.

No obstante, lo más curioso del prototipo son sus carrocerías intercambiables.

Los paneles de la carrocería pueden modificarse a antojo del propietario. La configuración estándar es roadster biplaza, pero reemplazando sus paneles de resina por otros podemos lograr una configuración comercial – o Station Wagon para algunos, pero definitivamente práctica – o incluso ganar un aguerrido aspecto todoterreno, acompañado de un kit de suspensión con más altura libre al suelo.

Por último Daihatsu suministra imágenes del D-X en circuito, apuntando a una posible elevada diversión de conducción, aunque muy posiblemente sea un coche que se disfrute a lo grande tomando rotondas a no más de 50 km/h. Esperemos que Daihatsu se anime a producir una versión definitiva de producción de este prototipo y lo traiga a España, donde os aseguro que hay más fans del Copen de los que parece.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: autoevolution En Diariomotor: Daihatsu Copen y Trevis en París 2008, estampados en los pequeños de Osaka | Daihatsu FC Sho y Daihatsu Pico EV, dos juguetes en el Salón de Tokyo