Daihatsu Copen y Trevis en París 2008, estampados en los pequeños de Osaka

 |  @omiguel  | 

Daihatsu es una marca japonesa que vende alguno de sus modelos en España y que no se caracteriza precisamente por contar con lo último en tecnología ni por contar con grandes novedades. En su estancia en el Salón del Automóvil de París han querido borrar esa imagen de seriedad y han vestido a varios de sus modelos con coloridos estampados con los que llamar la atención. Dos de los que más impresión me han causado ha sido el Copen y el Trevis.

Sobre los tonos apastelados que suelen dominar los exteriores y los interiores de los Daihatsu han superpuesto diferentes formas de múltiples colores entre las que no faltan circulitos “pop”, labios de mujer, edificios sombreados a los años 80, pequeños robots, símbolos sexuales o incluso floridos (uno de los Copen luce un tema completo a dos colores que se extiende por toda la carrocería). El interior de pequeño extiende los dibujos de la carrocería pero en el descapotable se va más allá, explotando los colores más vivos o añadiendo detalles como la cubierta de lana de los reposacabezas.

No hay duda de que la seriedad queda apartada a un lado. En el mundo real, el paso de uno de estos modelos por la calle serviría para retorcer algunos cuellos desde luego.

Daihatsu Trevis en París 2008

Muchos no conoceréis estos modelos así que está bien entrar algo en materia con ellos. El Daihatsu Copen es un pequeño descapotable de dos plazas, con un tamaño de 3.39 metros de longitud que lo encuadra por debajo del Mazda MX-5. Al contrario que el MX-5, no cuenta precisamente con motores muy potentes y una única opción está disponible: 1.3 litros de 87 CV que le permite subir hasta los 100 km/h en 9.5 segundos y alcanzar los 180 km/h, manteniendo un consumo mixto de 6.5 l/100 km. En Alemania tiene un precio de 17.200 euros.

Por su lado el Daihatsu Trevis es un mini de 3.4 metros de longitud, cinco puertas y 4 plazas que se encuadra en el segmento del Kia Picanto o el Suzuki Alto (más que nada por tamaño). Tampoco se caracteriza por una mecánica desgarradora, que en Europa consta de un motor gasolina tricilíndrico de 1 litro y 58 CV (en lugar de un 0.7i de 64 CV empleado en el país nipón). En el país germano cuesta 9.900 euros de partida.

En nuestro mercado comercializan sólo dos modelos tan dispares como el pequeño Sirion o el más mayor Terios.

Daihatsu Copen y Trevis en París 2008

En Diariomotor: Daihatsu Copen ZZ Concept

Lee a continuación: Renault Ondelios Concept en París 2008, el gran mazacote

Ver todos los comentarios 8