CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

3 MIN

Un completo trabajo de restauración: VÄTH se pone manos a la obra con un Mercedes-Benz 300 SEL 6.3 V8

Fran López | 28 Jun 2012
VATH_Mercedes_300_SEL_1
VATH_Mercedes_300_SEL_1

Si hablamos de preparadores especialistas en Mercedes-Benz, VÄTH seguramente tenga un espacio importante entre los principales nombres, ya que tiene en cartera preparaciones para la mayoría de modelos más emblemáticos (y potentes) de la firma de Stuttgart. Pero como no todo va a ser tuning, también tienen hueco para la restauración completa de clásicos Mercedes. Y un buen ejemplo es este que tenemos aquí, un Mercedes 300 SEL 6.3 V8 con más de cuarenta años a sus espaldas.

El Mercedes 300 SEL, que responde al código interno W109, fue la berlina de lujo de la marca de la estrella entre 1967 y 1972, predecesor de los posteriores Clase S (Mercedes todavía no empleaba esa denominación) pero básicamente iguales en concepto. Con el motor 6.3 V8 de 250 CV, esta versión era la más alta de gama, si bien no hay que olvidar que en la época había otro Merche todavía más lujoso: la limusina Mercedes-Benz 600 W100, favorita entre mandatarios o acaudalados personajes de negocios. A pesar de su legendaria fiabilidad y solidez, después de más de cuarenta años es lógico que este Mercedes 300 SEL necesitase una buena puesta a punto.

VÄTH se encargó de ello con una completa restauración, teniendo que desmontar por completo la unidad hasta dejarla en la chapa desnuda. El trabajo requirió trabajar con carrocería, pintura, restaurar o reemplazar numerosas piezas dejándolo en el estado más próximo al original, e incluso desmontar y reconstruir el motor por completo. Ahora su exterior, interior y los 250 CV del 300 SEL lucen de nuevo como cuando salió del concesionario por primera vez. Con su mecánica V8 de 6.3 litros de cilindrada, podía alcanzar los 220 km/h o acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, unas cifras muy representativas teniendo en cuenta su antigüedad.

VÄTH realiza trabajos de restauración bajo pedido sobre muchos otros Mercedes-Benz clásicos a partir de 1953, como los Adenauer, Pagoda o 300 SL “Gullwing”. Pero tampoco hace falta irse tan lejos, ya que la propia Mercedes-Benz tiene un amplio stock de repuestos para clásicos y también hace sus propias restauraciones y certificaciones de clásicos. Y sin salirnos de España, hay especialistas en restauración de clásicos Mercedes como La Cochera, que realizan buenos trabajos a la altura de la leyenda de estos vehículos.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Carscoop
En Diariomotor: El Mercedes S 63 AMG palidece ante el 300 SEL 6.8 AMG | BMW Classic Center entrega su primera restauración completa