Señales de Stop en cortinas de agua para evitar accidentes por exceso de gálibo vertical. ¿Idea brillante o solución incompleta?

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Existen pocas imprudencias más peligrosas para la seguridad vial que un despiste en el control del gálibo vertical de un camión. Por incomprensible que resulte, los accidentes que se producen al cabo del año en puentes y entradas de túneles son demasiado habituales. En el mejor de los casos el choque se puede saldar con un vehículo destrozado y un atasco monumental, precisamente por esa razón en Sydney decidieron tomar cartas en el asunto y diseñar un sistema más efectivo que no detiene a los camiones pero al menos les advierte del peligro con una señal que difícilmente podrá pasar desapercibida.

Un sistema de sensores a la entrada del túnel se encarga de determinar si el gálibo del camión excede las cotas del túnel, y en el caso de que así sea, advierte al conductor con una inmensa señal de stop que se proyecta sobre una cortina de agua. Se trata de una solución curiosa, pero a priori bastante efectiva. Actualmente en las carreteras nos podemos encontrar con métodos más rudimentarios, como una banda metálica que delimita la altura y al chocar contra el camión advierte a su conductor del peligro que encontrará en su ruta más adelante.

Los casos de autobuses y camiones accidentados en puentes y a la entrada de túneles por exceso de gálibo son, por desgracia, demasiado habituales.

Aún así personalmente sigo siendo bastante escéptico ante esta solución. Primero, porque al menos a juzgar por las imágenes del sistema implantado en Sydney, la señalización de Stop no se proyecta con suficiente antelación para evitar el choque. Basta fijarse en que la advertencia se despliega justo en el acceso del túnel y en apariencia a muy pocos metros del lugar en el que se estrecha la altura. Si el tráiler va bastante cargado y el tiempo de reacción del conductor no es el suficiente, la distancia hasta la detención definitiva se puede alargar por más metros que los disponibles hasta el túnel.

Por otro lado, la idea de la cortina de agua es brillante, salvo por el hecho de que el agua que se acumula sobre el asfalto puede ser un peligroso enemigo en una frenada de emergencia. Un cambio de adherencia en el asfalto, motivado en este caso por la acumulación de agua, es suficiente como para provocar que un tráiler sufra el denominado efecto tijera, y el accidente sea bastante grave. ¿No os parece?

Fuente: Ten News vía Menéame
En Diariomotor: Bus vs puente, no te debes fiar al 100% de un GPS

Lee a continuación: Juan Carlos, el agente de Tráfico que denunciaba deficiencias en las carreteras, apartado de la Guardia Civil

Ver todos los comentarios 6