¿Por qué hay que revisar nuestro coche antes de salir de vacaciones?

 |  @ClaveroD  | 

Con la llegada de los meses de Julio y Agosto los periodos vacacionales comienzan a estar más y más cerca. Los más afortunados preparan ya hasta el más mínimo detalle para afrontar un viaje con amigos, pareja o familia hasta ese pequeño espacio donde se permite hablar de relax. Pero de nuevo, algo que cada vez se pasa más por alto es el hecho de revisar y preparar nuestro vehículo para afrontar ese viaje de ida y vuelta con plenas garantías de confort, capacidad y seguridad.

No son pocos los que confían en que su coche para el día a día, acostumbrado ya al tráfico y a la rutina, es capaz de afrontar un viaje de larga distancia con plenas garantías sin necesidad de una mínima inspección. Sin embargo, tampoco son pocos los que a mitad de camino hacia sus vacaciones y, ya a pie de carretera llamando a la grúa, no pueden parar de recordar miles y miles de consejos para revisar neumáticos, suspensiones, frenos…

Suspensión, frenos y neumáticos: los grandes olvidados

Cada coche es un mundo, nadie alberga duda sobre este hecho, pero cada conductor conoce de manera fiel dónde flaquea su vehículo en particular, o por lo menos debería tener una ligera idea de por dónde empezar a comprobar. De este modo, el estado del conjunto motopropulsor no debe ser un problema siempre y cuando estemos al tanto de haber realizado sus revisiones periódicas para garantizar que el funcionamiento siempre será óptimo. Si estamos próximos a una revisión, más vale prevenir y comenzar el viaje con ella hecha.

Seguridad, confort y consumo se verán influenciados durante el viaje por el correcto, o no, mantenimiento del vehículo

El siguiente punto crucial es efectuar una revisión completa del equipo de suspensiones, frenos y neumáticos. A nivel de suspensión y, contando con que llevaremos más peso del habitual, no estará de más conocer el estado de amortiguadores de cara a eliminar defectos en el comportamiento del vehículo. A nivel de frenos sucede lo mismo, comprobación de su correcto funcionamiento y verificación de pastillas de freno, discos y líquido nos ofrecerán la garantía de poder tener control cuando sea necesario.

El estado de los neumáticos es el punto más caliente y a la vez más olvidado por los conductores. Muchos se conforman con verificar presiones, restando importancia al estado del neumático en relación a su tiempo de uso y desgaste. Que un neumático conserve parte de su dibujo no necesariamente implica que sus cualidades permanezcan intactas, ya que el paso del tiempo afecta al neumático limitando sus prestaciones. Hablamos de un punto en el que es necesario prestar una atención especial. El único contacto del vehículo con el asfalto es el neumático, y esto no se puede olvidar.

¿Merece la pena no realizar una mínima inspección?

El mantenimiento preventivo no sólo nos evita contratiempos, sino que nos permite ahorrar al evitar males mayores

Abandonando la parte más crucial a la hora de hablar de mantenimiento preventivo, tampoco podemos dejar de lado el confort al hablar de viajes marcados por altas temperaturas. El correcto funcionamiento del sistema de climatización es un aspecto que también merece dedicarle tiempo para su revisión. El fallo de este sistema puede jugarnos una mala pasada en pleno viaje al encontrar una situación de retención y un sol de justicia en su punto más vertical.

Iluminación, visibilidad, revisión de equipos ante avería como triángulos, chalecos o kits de asistencia, correcto funcionamiento de cerraduras y cristales… son otros detalles igualmente importantes para evitar complicaciones y alteraciones durante un periodo diseñado para olvidarse de todo. En el grueso de los casos expuestos, el mantenimiento preventivo y la sola inspección permiten evitar la aparición de sucesos posteriores poco agradables, consiguiendo además reducir el coste económico al prevenir males mayores.

Es un momento difícil para invertir en el por si acaso, pero todavía lo es más para no invertir y arriesgar.

En Diariomotor: Tu coche en forma en verano: ¿Qué ofertas existen en el servicio técnico oficial de mi marca? | Tu coche en forma: ¿que deberías llevar siempre en tu coche? | Tu coche en forma: mantenimiento de los neumáticos | Tu coche en forma: consejos para conservar la mecánica de tu vehículo

Lee a continuación: ¿Qué hace chirriar los frenos de mi coche?

Ver todos los comentarios 4
  • victor

    No has dicho nada que no supieramos

  • KORTATU

    Te has dejado algunas cosas, como que hay que comprobar todos y cada uno de los niveles del coche, anticongelante, líquido de dirección (si es que es hidráulica)… No sólo el de los frenos.
    También dado que no es difícil observar con detenimiento, aconsejar si se producen fugas de algún tipo, ya sea por manchas recientes debajo del coche o con una inspección visual del motor,

    Por otro lado, aunque no es obligatorio, no estaría de mas incorporar algún pequeño botiquín básico.

    La verdad es que aunque se ha hablado mucho del tema no está de más que hagáis un artículo más extenso y riguroso, o dos incluso, uno hablando de qué y cómo comprobar el estado del vehículo uno mismo, y otro sobre consejos del viaje, por ejemplo planificar la ruta, descansos, algún consejo útil (como el botiquín, hidratarse convenientemente, etc).

    Es una crítica constructiva, un saludo!

    Pd: 11 Volvos he contado en la foto, será de un país nórdico ¿no? Jaja.

    • David Clavero Domínguez

      Gracias por tu aporte KORTAKU, tendremos muy en cuenta lo que comentas

  • LauraFeur