¿Cómo es el mundo real a los ojos de un coche autónomo?

 |  @ClaveroD  | 

¿Cómo es el mundo real cuando sustituimos nuestra visión por la de los múltiples sensores que instala un vehículo moderno?. Esta es la pregunta que nos hacíamos, y a la que Ford nos ha dado respuesta tras dar a conocer algunos de los resultados de su programa de investigación sobre conducción autónoma denominado Ford Fusion Hybrid Automated Research Vehicle.

Centrándose en la tecnología LiDAR – Light Detection And Ranging – , más conocida por su uso en todos los experimentos de Google sobre movilidad, Ford nos ha descubierto una nueva forma de ver y entender el entorno, el tráfico y las infinitas variables que nos rodean. Y el resultado no es otro que descubrir como se confecciona un mundo virtual con cada metro que se añade al odómetro de un coche autónomo.

Mapas 3D generados en tiempo real

Actualización de mapas según el trayecto del vehículo

Resultante inquietante descubrir como la idea de un mundo virtual y paralelo se crea a partir de aquí

Pese a que numerosos fabricantes están desarrollando la tecnología de conducción autónoma a través de diferentes caminos, es la tecnología LiDAR la que parece ofrecer mejores resultados, aunque a un precio muy alto.

El funcionamiento de la tecnología LiDAR podemos catalogarlo como sencillo desde este lado del sillón, pues su funcionamiento imita al de un sónar. Un haz de luz infrarroja con alcance de hasta 70 metros es emitido, para conseguir definir obstáculos en su camino tras analizar el rebote de dicha luz. Esta acción se repite a razón de 2,5 Millones de veces por segundo en un campo de 360º.

El nuevo mundo virtual a los ojos de nuestro coche

Mapa generado tras el trayecto de un vehículo autónomo

El acceso a este tipo de mapas permitirá ofrecer información contrastada y actualizada para evitar accidentes, reducir atascos…

El resultado no es otro que la creación en tiempo real de un mapa tridimensional donde el vehículo es capaz de reconocer cualquier objeto, animal o persona que esté en movimiento o reposo. La información es interpretada por una inteligencia artificial que deberá valorar y actuar para determinar que el vehículo tiene vía libre para circular, que debe detenerse por cruzarse con un ciclista o que simplemente debe detenerse porque se ha topado con una semáforo en rojo.

Todo, y cuando digo todo es todo, es registrado por la tecnología LiDAR para generar esa base de datos con mapas tridimensionales. De este modo, cada vehículo en circulación con dicha tecnología será capaz de ofrecer información actualizada a cada instante sobre el más mínimo detalle de tráfico y carreteras.

Dicen fabricantes como Mercedes, Volvo o la propia Ford que la conducción autónoma será una realidad en el periodo entre 2020 y 2025, siendo la generación de este mundo virtual el paso más crucial y necesario para que sus predicciones se hagan realidad.

Fuente: Ford
En Diariomotor: Un Mercedes Clase S que conduce solo quiere revolucionar la industria del automóvil
En Tecmovia: Fusion Hybrid Automated Research Vehicle, el coche autónomo según Ford | Cómo se hace Google Maps: bienvenidos a Ground Truth y al futuro de la movilidad

Lee a continuación: Asistente para quemar rueda: la nueva golosina del nuevo Ford Mustang

  • ANDY_SVT

    😩😩😩😩😩😫😫😫😫😫😫😫 trágame tierra!!! Maldigo la autonomía está!!!!

  • Pau

    Será la ruina para el sector de los transportes, las grandes empresas van a invadir las carreteras con vehículos sin chofer y todo el sector transportes al carajo, generando -eso si- un gran beneficio para los especuladores de turno. Esto es cómo la invención de la imprenta, de la informática o de la producción en cadena: Miles de puestos de trabajo perdidos en “favor” del progreso. Es el futuro y debemos aceptarlo, viva el progreso!