Un Mercedes Clase S que conduce solo quiere revolucionar la industria del automóvil

David Clavero  |  @ClaveroD  | 

Mercedes-Benz nos descubre el programa Intelligent Drive confirmando que el tremendo salto tecnológico del nuevo Mercedes Clase S tiene su razón de ser en una apuesta decidida por la conducción autónoma. Mercedes no duda en señalar a la actual legislación como la única barrera que impide al vehículo autónomo circular por las carreteras de muchos países. La tecnología actual está muy por delante de leyes y normativas y Mercedes-Benz quiere que esto cambie.

Un Mercedes S 500 autónomo ha recorrido el mismo trayecto que realizó el primer automóvil fabricado por karl Benz hace 125 años

De este modo, el programa Intelligent Drive hace uso de un Mercedes S 500 con leves modificaciones en el apartado tecnológico para volver a recorrer, de forma completamente autónoma, los 100 kilómetros que en Agosto de 1888 realizó Bertha Benz a los mandos del automóvil creado por su marido Karl Benz, sí, ese automóvil que consiguió sentar las bases de la industria automovilística que hoy disfrutamos.

Mercedes apuesta por la tecnología como seña de identidad

[video_adspot]http://www.youtube.com/watch?v=fEysKFm-86o[/video_adspot]

Mercedes subraya el potencial de la tecnología actual, pero ojo, admite que no es una fórmula infalible. El conductor todavía es muy necesario

No hay que olvidar que el nuevo Mercedes Clase S ya ofrece un primer contacto con la conducción autónoma a través de la tecnología de conducción pilotada para atascos. Este sistema permite que el vehículo tome el control en momentos donde el tráfico es lento para conseguir ofrecer función de seguimiento y posibilidad de ejecutar mínimas maniobras a través de correcciones sobre la dirección.

Pero Mercedes nos descubre que la tecnología del nuevo Clase S esconde más de lo que dice tener gracias al programa Intelligent Drive que, además de los radares, cámaras 3D y sensores varios ya instalados, añade seis nuevos radares de corto y medio alcance, una nueva cámara a color para detectar las luces de los semáforos y una base de datos con mapas tridimensionales del recorrido para convertir al Mercedes Clase S en un vehículo 100% autónomo.

Conducción autónoma a la vuelta de la esquina

Mercedes Clase S Intelligent Drive

En Tecmovia analizamos todos los detalles del programa Mercedes Intelligent Drive.

Se puede decir sin tapujos que la muestra pública del programa Intelligent Drive no es más que un aviso a navegantes, navegantes que pueden ser sus más directos competidores, pero que dadas las últimas declaraciones recogidas a diversos cargos de Daimler, parece tratarse de una alerta sobre el freno que supone el actual marco regulador para dar rienda suelta al potencial de la tecnología ya desarrollada.

La conducción autónoma planea ser una realidad antes del año 2020 con diferentes fórmulas más o menos avanzadas en su aplicación. Mercedes-Benz, pese a ser la firma que más ruido está haciendo en últimos tiempos, no es la única inmersa en la implantación de conducción autónoma. Audi, Cadillac o BMW también están trabajando en llevar la conducción autónoma, destacando el hecho de que han hablado largo y tendido sobre la necesidad de una profunda revisión de la legislación vigente para identificar responsabilidades y necesidades.

Mercedes Clase S Intelligent Drive

Fuente: Mercedes-Benz
En Diariomotor: El próximo Volvo XC90 será posiblemente el coche más seguro de la historia
En Tecmovia: Mercedes Intelligent Drive: el programa de conducción autónoma que transformará el automóvil | El vehículo autónomo de Mercedes-Benz podría ser ya una realidad, si las leyes lo permitiesen

Vídeo destacado del Mercedes Clase S

Lee a continuación: Mercedes Clase S Coupé Concept: lujo, tecnología y diseño en formato coupé

Es el tope de la gama Mercedes y también una referencia tecnológica mundial para la industria del automóvil. No es poco.

Ver todos los comentarios 11