Shelby Cobra 289 FIA, una edición especial 50 aniversario con elementos modernos

 |  @sergioalvarez88  | 

Los Shelby Cobra tuvieron su puesto en la historia con su estelar participación en competiciones de resistencia durante los años 60. Desde entonces, Shelby continúo compitiendo y produciendo ediciones especiales deportivas de los Ford Mustang. Shelby American – empresa subsidiaria de la entidad fundada por Carroll Shelby – acaba de anunciar que va a lanzar pronto el Shelby Cobra 50th Anniversary CSX7000 FIA Continuation Cobra. Se trata de una edición 50 aniversario del Cobra que corrió en el World Manufacturers Championship de 1964.

Podríamos decir que es una réplica del coche de carreras, pero con posibilidad de utilizarse en las carreteras y además con elementos modernizados con respecto al coche de hace 50 años. Sin ir más lejos, algo tan básico como frenos de disco en las cuatro ruedas y un bastidor reforzado. Shelby American sólo construirá cincuenta unidades de este clásico, que seguro no tendrán problema en vender rápidamente. Todas las unidades estarán pintadas en color “Viking Blue”, con franjas horizontales y un lugar para el número de carrera.

Hay que tener en cuenta que Shelby American venderá estos coches sin propulsor, para que el futuro dueño pueda elegir.

Además, montarán llantas clásicas y otros detalles que nos llevan a una de las épocas doradas del automóvil. Para dar un toque más racing al habitáculo se ha instalado un arco antivuelco para el piloto, enmarcado en un habitáculo que no podría ser más clásico y sencillo. Asientos envolventes, muchos relojes, una palanca de cambios… y nada más. Un detalle a tener en cuenta de estos Shelby Cobra 289 FIA es que se venden como chasis rodantes. Esto quiere decir que Shelby los vende sin motor, para que el futuro dueño pueda elegir propulsor.

Una solución desde luego atípica. No obstante, el preparador ha preinstalado en todos los coches un sistema de escape para el motor V8 289, un ocho cilindros de 4,7 litros como el que montaba el exitoso coche de competición. Será posible montar dicho motor bajo encargo, así como otros V8 de altas prestaciones. Fue introducido en la subasta Barrett-Jackson de Scottsdale (Arizona) el 17 de enero, y su precio es de 94.995 dólares con carrocería de fibra de vidrio o unos tremendos 154.995 dólares con carrocería de aluminio.

Un precio que en ambos casos no incluye motor, sin lo que no se podrá usar el coche. Un capricho para auténticos coleccionistas con bolsillos profundos.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor: Ford Mustang Cobra Jet Twin-Turbo Concept, destinado a las carreras de aceleración | Ford Shelby GT500 Cobra: un GT500 de 850 caballos para homenajear a Carroll Shelby | Weineck Cobra, 1.200 CV en carrocería clásica

Lee a continuación: Shelby 1000 S/C, el muscle car más potente se reinventa con 1.200 CV

  • ADN

    Réplicas en fibra de vidrio hay muchas, la gran mayoría así que valdría la pena invertirle por la de aluminio. El sonido y tactodel metal en las sexys curvas de la carrocería no tiene igual. Y puestos en eso conseguir una mecánica carburada serían una auténtica delicia difícil de conseguir hoy día.

  • Sergio Rincón

    Es tan hermoso, brutal y deseable!

  • Patek

    Máquina del tiempo. Una preciosidad aunque esos baquets parecen para niños.