CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Monovolumenes

3 MIN

El Ford B-Max no remonta en Europa: caída del 20% en lo que va de año

David Clavero | @ClaveroD | 30 Ago 2014

El Ford B-Max no termina de encajar en el mercado europeo, y eso que hablamos de un modelo diseño por y para uno de los segmentos que mejores cifras arrojaron de 2012 a 2013. Durante los siete primeros meses de 2014, el Ford B-Max ha visto con sus ventas han caído nada menos que un 19,5%, obligando a Ford a reestructurar de nuevo la línea de producción de este modelo en la factoría que posee en Rumanía.

¿Por qué no funciona el Ford B-Max?

A grandes rasgos, la amplia oferta de alternativas, junto con un mercado volcado con los SUV, están enterrando al Ford B-Max

Ford por el momento no ha desvelado planes de cese de producción o acciones más contundentes, ciñéndose a reducir paulatinamente el ritmo de producción del Ford B-Max a base de paradas programadas. El próximo mes de Septiembre, Ford congelará la producción del B-Max durante 9 días, consiguiendo así no aumentar el stock disponible y adecuar el ritmo de producción con respecto a la demanda del mercado.

El Ford B-Max se caracteriza por brindar al segmento de los pequeños monovolumen, un inusual diseño de su carrocería con la ausencia de pilar central y puertas traseras correderas, diseño que no a todo el mundo gusta, ni convence. A nivel práctico, esta solución parece un todo ventajas para aprovechar al máximo el espacio, y conseguir no verse limitado por la estructura de la propia carrocería o el diseño de las puertas convencionales. Además, el trabajo realizado por Ford en cuanto a ingeniería, consiguió que la ausencia del pilar B no dinamitara su respuesta ante impactos, alcanzando las codiciadas 5 estrellas EuroNCAP.

Prueba del Ford B-MAX

Aún así, el Ford B-Max no ha cosechado el éxito esperado, teniendo que luchar contra una nutrida competencia que tampoco vive su mejor momento, y un importante giro de las exigencias de los consumidores, que ahora han centrado sus miradas en los B-SUV y C-SUV en lugar de en las clásicas carrocerías monovolumen. El mercado está cambiando.

Durante los primeros siete mese de 2013, el Ford B-Max firmó unas cifras modestas con un total de 44.928 unidades vendidas. Ahora en 2014, y tomando como referencia el mismo periodo de Enero a Julio, el acumulado es de 36.167 unidades, con unas previsiones poco optimistas para cerrar el año.

Fuente: AutomotiveNews | JATO Dynamics
En Diariomotor: Ford B-MAX, a prueba: todo sobre las puertas traseras correderas, ventajas e inconvenientes