Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

¿Por qué el CES es ya más importante que muchos salones del automóvil?

 |  @ClaveroD  | 

Con los primeros días del año, el evento más importante que tiene lugar es el Consumer Electronic Show (CES) que se celebra cada año en Las Vegas, EE.UU. Esta feria de electrónica de consumo servirá como escaparate de las tecnologías que pretenden revolucionar nuestra vida a lo largo de 2015. Pero de un tiempo a esta parte, concretamente desde 2012, el CES se ha convertido en una cita que muchos fabricantes automovilísticos no se quieren perder. Ford, Audi, Mercedes o BMW son solo algunas de las firmas que acuden con todo un arsenal de novedades, expositores y exhibiciones que en nada tienen que envidiar a las Keynote de Apple. Cada año, el interés de los fabricantes de coches por el CES crece, y por ello en Diariomotor queremos explicarte por qué el CES 2015 será más importante que muchos de los salones del automóvil que veamos este año.

El espíritu “geek” de cada fabricante

Conoce todas las novedades del CES 2015 en Tecmovia

Las marcas de coches quieren quitarse de encima esa imagen obsoleta con respecto a la tecnología que disfrutamos en nuestros smarphones, tablets o similares. La solución para este problema no ha sido otra que parecerse cada vez más a estos dispositivos inteligentes. Mientras hace apenas 10 años muchas marcas te obligaban a pagar por hacerte con un lector CD-Mp3, a día de hoy las interfaces multimedia o de infoentretenimiento se han convertido en uno de los aspectos donde los fabricantes más recursos invierten. La idea detrás de esta apuesta es clara, pretendiendo convencer al cliente de que si tu smartphone es capaz de hacer algo, tu coche también.

La sociedad del consumo está cada vez más conectada

El consumo mueve nuestras vidas, es algo que lo tenemos ya asumido, sin embargo nuestra forma de consumir ha cambiado. El mejor escaparate es, a día de hoy, todo cuanto tenemos a nuestro alcance a través de una pantalla, y dado que gran parte de nuestra vida la pasamos en una habitáculo que consideramos coche, era solo cuestión de tiempo que este “segundo hogar” evolucionara hacia un lugar de ocio o trabajo que nos permitiera seguir comprando, trabajando, disfrutando de contenidos, etc.

Conducción autónoma: ya no es cosa de ciencia ficción

Si existe un denominador común entre los fabricantes que han acudido al CES 2015 que se está celebrando, ese es el impulso que se le pretende dar a la conducción autónoma. BMW ha acudido con un sistema de aparcamiento autónomo y Audi se ha llevado un puñado de periodistas a un viaje de 885 kilómetros “a los mandos” de un Audi A7 perteneciente al programa Piloted Driving. Conforme pasen los días serán más marcas las que se sumen a esta exhibición de coches autónomos: Hyundai, Mercedes o Ford serán algunas de ellas.

Los mismos que fabrican tu smarpthone quieren formar parte de tu coche

LG, Samsung o Nvidia son algunas de las firmas nativas de la electrónica que han encontrado en la industria del automóvil un mercado de inmenso potencial. Ellos tienen la capacidad para desarrollar sistemas y componentes, mientras que los fabricantes de coches tienen el interés y el dinero para dar increíbles saltos tecnológicos con cada nuevo lanzamiento que se produce dentro de sus gamas. Los acuerdos entre firmas como Mercedes y LG para el desarrollo de tecnologías de asistencia a la conducción, o el acuerdo entre VW-Audi y Nvidia para el desarrollo de plataformas de infoentretenimiento son el más claro ejemplo de que estamos en ciernes de una nueva forma de entender la industria del automóvil.

Fabricantes auxiliares: verdaderos protagonistas en la sombra

En el CES es donde puedes ver como comprar un coche de una firma u otra implica mucho más que apostar por esa firma. Sistemas de seguridad, iluminación, sonido, vídeo, conectividad… al hablar de todas esas tecnologías de última generación hablamos de firmas como Harman, QNX, Continental, Visteon, TRW o Delphi, fabricantes que acuden al CES para mostrar como todo elemento del habitáculo ha pasado antes por ellos y como en sus manos se encuentra el futuro de cada más mínimo detalle que tenga relación con la conducción.

La tecnología es un argumento de ventas

Quizás con el título de este párrafo podamos resumir todo cuanto quiere decir este artículo. En apenas unos años, la tecnología – o mejor dicho – la oferta de la última tecnología, se ha convertido en un recurso con cada vez mayor poder a la hora de vender coches. Al igual que el diseño, las prestaciones o la seguridad son aspectos muy clásicos que pueden decidir una compra, la tecnología cada vez cuenta con mayor peso en esa decisión final, dejando patente que los parecidos entre coches y productos de electrónica de consumo son cada vez mayores.

En Diariomotor: Harman inventa el equipo de sonido de cuatro zonas | BMW M4 Concept Iconic Lights: la batalla por las luces láser tiene un nuevo paladín | Mercedes F 015 Luxury in Motion: la belleza, por suerte, está en su interior

Ver todos los comentarios 0