Yamaha T-MAX 2015: la maxi-scooter por antonomasia afianza su reinado autoritario

 |  @sergioalvarez88  | 

La Yamaha T-MAX es la maxi-scooter deportiva por excelencia. Y es así porque fue la moto que inventó el segmento, allá por 2002, cuando se lanzó al mercado su primera generación. Un chasis de alto nivel, un motor biclíndrico de medio litro y especialmente, una imagen y orientación deportivas que fueron pioneras en el mercado. Antes era imposible asociar la imagen de una scooter a la deportividad, y la T-MAX 2015 de Yamaha cambió dicha asociación. Hoy por hoy sigue siendo la reina de su segmento, aunque bien es cierto que no le falta competencia. Por ello, para 2015 se renueva con un lavado de cara y mejoras estéticas. También la parte ciclo mejora de forma ligera.

Un huracán con variador

Para 2015, la Yamaha T-MAX se actualiza de manera estética, un lavado de cara en la que es ya su tercera generación, tras más de 200.000 unidades vendidas a lo largo y ancho del mundo. Es especialmente en la parte frontal de la moto donde más se notan los cambios. El carenado delantero se ha rediseñado, es ahora más afilado y su estrecha doble óptica se asemeja a la de un peso pesado como la Yamaha YZF-R1. Los LEDs diurnos son ahora equipamiento de serie, así como unas nuevas horquillas de 41 mm, que asemejan aún más su parte ciclo a la de una motocicleta con todas sus letras. El doble disco delantero de freno de 267 mm con pinzas de 4 pistones es otro detalle más propio de una gran moto que de una simple maxiscooter.

Diría que sólo las BMW C 650 GT / C 600 y la Gilera GP800 son capaces de competir de tú a tú con la Yamaha T-MAX.

La estampa de la Yamaha T-MAX sigue estando dominada por un gran escape lateral, que muchos propietarios reemplazan por un tubo Akrapovic. En muchas ocasiones me ha adelantado uno de estos huracanes de dos ruedas, con su escape emanando un grave zumbido, escuchable a cientos de metros de distancia. Y con todo, sigue siendo una máquina cómoda, con un gran asiento y asideros traseros para un pasajero que los va a tener que usar. Porque en absoluto es una moto lenta. Su motor es un bicilíndrico en paralelo con 530 cc de cilindrada. Adaptado al carnet A2 de moto, desarrolla 47 CV a 6.750 rpm y un sano par motor de 52,3 Nm a 5.250 rpm, suficientes para mover con agilidad los 219 kg de moto.

Aunque la transmisión sea un variador, la calidad de la correa y el tamaño del plato permiten una punta elevada y la potencia pasa de manera muy contundente al suelo. Parte de la culpa es de una excelente parte ciclo, con llantas de 15 pulgadas y un neumático de 160 mm de ancho en el eje trasero. Por supuesto, el ABS es de serie, algo que me parece vital en una moto de uso fundamentalmente centrado en la ciudad y alrededores. Aunque de desearlo, un depósito de combustible de 15 litros debería permitir una autonomía de unos 250-300 km si no le torcemos demasiado la oreja, claro está.

Alta tecnología, a un precio

Otra de las novedades de la Yamaha T-MAX 2015 es su nueva Smartkey. Esta llave tiene un transmisor que se comunica con la moto, detectando nuestra presencia en sus inmediaciones. Lo que ocurre es que podemos desbloquear la dirección y arrancar sólo con el toque de un botón, sin tener que hacer nada más que un gesto. Sí, puedes salir de casa con los guantes puestos si es lo que quieres, comodón. La instrumentación se ha rediseñado y ahora goza de un fondo blanco retroiluminado, con dos angulosos relojes, tacómetro y velocímetro. Toda esta tecnología, diseño e impecable parte ciclo tienen un precio. Y este precio es de nada menos que 10.849€. Lo bueno tiene un precio, claro está.

Por último, Yamaha lanza también una T-MAX apodada Iron Max como una edición especial. Las diferencias son sólo estéticas, pero el conjunto se oscurece al completo, dando un aspecto nocturno y amenazador al rápido maxi-scooter.

Fuente: Masmoto.net | Yamaha Motor EU
En Diariomotor: BMW C Evolution: maxi-scooter eléctrica de prestaciones electrizantes | BMW C 650 GT y C 600 Sport

Lee a continuación: Hyosung GD250R-Exiv 2015: deportividad de bajo coste a la coreana

Ver todos los comentarios 6
  • X-11

    Se les ha subido demasiado la parra a Yamaha. Vamos, que mi SuperSport ZX6R 636 costo lo mismo que un Scooter de caracter “deportivo”. Al fin y al cabo es un Scooter y nada mas.

    • Almafuerte

      Y no solo eso, seguro que gastas menos en su mantenimiento. Y que no se rompa nada. 600 euros le pedían a un amigo por el parabrisas. En ese monto dejamos de preguntarnos porque alguien se tomaría el trabajo de robarle solo eso de la moto. Que fácil de quitar no es.

  • Walter Röhrl

    Me parece una estética abrumadora, para tratarse de un scooter. Muy logrado y acertado. A la hora de hablar del precio, me parece una pasada, no hay justificación por ninguna parte.

  • nombre

    Puedo afirmar sin ningún tipo de duda que se trata del producto con la peor relación calidad /precio del mercado, ya sea tanto de automóviles, como de motocicletas. A esto hay que sumar los exagerados costes de mantenimiento y su consumo excesivo. Nadie duda de su atractivo estético y prestacional , pero el fenómeno T max es digno de estudiarse como un fenómeno de marketing increíble que ni en la propia Yamaha se acaban de creer,es más, leí hace años a un directivo afirmar que, si la vendieran más barata, venderían menos.

    • Pues No

      Tengo una T Max y no comparto esa opinión tan catastrofista. Es cierto que es algo cara, pero la tecnología no es de scooter cutrero si no más bien de una moto en toda regla pero ‘con cáscara’ ¿Has visto el chasis de la T Max al desnudo?

      • rex

        Algo cara…?? Jajajajaja, es un robo a mano armada y con rehenes…