Soplan vientos de Tramontana en Triumph

 |  @sergioalvarez88  | 

Ante vosotros, la Triumph Scrambler Tramontana. Fue presentada la pasada semana en Madrid, ante diversos medios de comunicación y los responsables de la marca inglesa de motocicletas. La Triumph Scrambler Tramontana es una versión fuertemente personalizada de la motocicleta de la familia clásica de Triumph. Lo cierto es que en estos momentos, es indiferente decir de qué moto partió, ya que todas comparten propulsor y chasis, y sobre todo porque la Tramontana es única en su especie. Creada por dos ingenieros españoles de la marca, es hora de que la conozcamos un poco más a fondo.

Una café racer manchada de barro y polvo

La Triumph Tramontana se basa en la preciosa Scrambler, con su inconfundible estilo único.

Cuando David y Felipe López Córdoba comenzaron el proyecto Tramontana tenían en mente el viento que cruza las montañas, el Pirineo concretamente, desde Francia hacia el interior de España. Un viento con carácter y potencia, tan rudo como la propia naturaleza. Un leit motiv que han plasmado en la Tramontana, una Scrambler con capacidades todoterreno mucho más avanzadas que el modelo de serie del que parte, pensada con el disfrute off-road en mente. La moto, un ejemplar único, fue desarrollada por los hermanos Córdoba en sus ratos libres tras su trabajo como desarrolladores en Triumph, con un apoyo limitado por parte de la marca.

Aunque retiene motor y chasis original, las modificaciones han sido extensas. En primer lugar, se ha reemplazado la suspensión original por componentes Öhlins de primera línea, que aumentan el recorrido de la suspensión delantera desde 120 a 220 mm, y en la trasera de 106, a 180 mm. No sólo eso, se varió la geometría de la parte ciclo modificando horquillas y anclajes de la suspensión con el objetivo de permitir un derrape predecible de la rueda trasera. El motor de casi 900 cc y 70 CV de la Scrambler permite un comportamiento dulce, pero contundente, y mucho par motor, justo lo que necesitamos en una conducción off-road.

Las poderosas imágenes del fotógrafo catalán Marc Bordans acompañan a este artículo.

La llanta delantera es ahora de 21 pulgadas y la trasera de 17 pulgadas, un detalle esencial en motos off-road para lograr una dinámica adecuada. Frente al equipo de frenado de un solo disco de la familia clásica de Triumph, se han montado dos discos de 308 mm con pinzas Nissin para lograr una potencia de frenado más fuerte. El resto de componentes de la Scrambler se han remanufacturado o reemplazado por otros más ligeros, como un escape Arrow dos en uno o unas estriberas procedentes del catálogo oficial de la marca. El objetivo era el adelgazamiento: la moto ha adelgazado nada menos que 39 kg, quedándose en unos correctos 179 kg en orden de marcha.

La moto hizo su primera aparición pública en el Tridays 2014, una macroquedada anual organizada por Triumph, que el año pasado se ubicó en el Tirol suizo. Allí esta moto, sin participar en el propio concurso, ganó el segundo puesto a mejor preparación, con un claro consenso del público. Además, se hizo con el oro en una carrera off-road organizada en Tridays, la “Rumble Race”, que cuenta casi exclusivamente con preparaciones off-road sobre la Scrambler, de las que Tramontana fue la más capaz. Y además sólo hay que ver lo bonita que es, en tonos crema y negro. Una auténtica delicia.

Fuente: Triumph
En Diariomotor: Triumph Bonneville T214 Land Speed 2015: homenaje a aquellos locos de la velocidad

Lee a continuación: La exclusividad tiene un precio: Vespa 946 Bellissima

  • nombre

    Preciosa.
    ¿Es un ‘one-off’ o se comercializará? ¿Están disponibles los accesorios con los que se ha construido en el catálogo de opciones de Triumph?