Honda Scoopy SH300i: renovación para un producto ganador

 |  @sergioalvarez88  | 

La Honda Scoopy SH125i es la segunda moto más vendida en España, a apenas unas decenas de unidades de la Kymco Super Dink 125i. Ambas superan las 4.000 unidades anuales, cifras excelentes que se apoyan en una cilindrada que permite su pilotaje con carnet B de coche. La Kymco vence en precio, pero la Scoopy tiene un comportamiento más parecido al de una motocicleta, fundamentalmente gracias a su rueda grande. La Honda Scoopy SH300i es la versión más potente de la superventas japonesa, y disfruta de ventas cómodas en su segmento. Un producto ganador que acaba de renovarse en profundidad.

Superioridad urbana

Las mejoras que implementa la Honda Scoopy SH300i 2015 se centran en el componente práctico de la scooter.

Su imagen tan característica poco cambia, y se afila un poco más a nivel de ópticas, con modificaciones en su mirada o en su piloto trasero. Retiene su doble juego óptico frontal, pero un ojo no entrenado tendría dificultades en distinguirla del modelo al que reemplaza. Donde están los cambios es bajo la carrocería, con el objetivo de conseguir una moto más práctica, más cómoda y tan rápida y ágil como siempre ha sido la mayor de la saga SH. Saga que dicho sea de paso ha vendido más de un millón de unidades en Europa durante los últimos 30 años, la mayor parte de las mismas en nuestro país e Italia (tanto por clima como cultura de moto).

El bastidor de la Scoopy SH300i ha sido modificado, y una de las novedades que muchos agradecerán es que ahora bajo el asiento sí cabe un casco integral. Aunque no llega al nivel de carga de otros scooter o maxiscooter, se soluciona uno de los mayores escollos prácticos de la Scoopy. Otra modificación muy de agradecer en ciudad tiene que ver con los amigos de lo ajeno: ahora la Scoopy incorpora una “Smart Key” que nos permite el arranque y apertura del asiento sin tener que introducir una llave física en ningún lugar. Esta ausencia de bombín físico debería incrementar el nivel de seguridad de una de las motos más robadas de nuestro país.

Arranque y apertura del asiento sin llave. Una enorme comodidad que llega por primera vez a la familia Scoopy.

Este aumento de espacio viene acompañado de un aumento de batalla hasta los 1.438 mm, y un asiento que se sitúa a una altura de 805 mm, relativamente bajo para una scooter de plataforma plana. Como beneficio colateral, adelgaza un kilo hasta los 169 kg en orden de marcha. Todo ello sin perder su característico motor, un vivo monocilíndrico de 279 cc refrigerado por agua, que hace gala de inyección electrónica PGM-FI. En su generación previa desarrollaba 27 CV de potencia. No se menciona nueva cifra de potencia, pero sí un aumento de par en bajos y medios, que debería beneficiar la agilidad y respuesta en un ámbito urbano.

Porque no lo neguemos: el ámbito de la Scoopy SH300i va a ser eminentemente urbano, aunque sea una de las scooter con más tablas para defenderse en carretera abierta. La SH300i es una moto capaz de superar los 150 km/h reales y a la que no le dan miedo rondas de circunvalación o autopistas de muchos carriles. La parte ciclo está diseñada para ello: llantas de 16 pulgadas, basculante de aluminio con amortiguador trasero regulable en precarga, neumáticos de anchura considerable y por primera vez ABS de serie con frenada combinada. Es la primera Honda en ya cumplir la futura Euro4 para motos. Y como guinda, componentes top: las pinzas de cuatro pistones para la rueda delantera están firmadas por nada menos que el especialista Nissin.

Aunque su precio romperá la barrera de los 5.000€, es una moto de calidad que tendrá un extenso catálogo de accesorios originales: Top Box, puños calefactables, parabrisas…

Fuente: Masmoto.net
En Diariomotor: Honda Scoopy SH125i Marc Marquez

Lee a continuación: Honda civic Type R, ¿el delantera más rápido en Nürburgring?: ya tiene tiempo en el “Infierno Verde”