Con 10 altavoces por banda y colores brillantes por bandera, la Victory Magnum X-1 vuela por las carreteras

 |  @sergioalvarez88  | 

El Grupo Polaris (propietarios de Victory e Indian) acaba de presentar en sociedad – aprovechando la coyuntura de la Daytona Bike Week – la nueva Victory Magnum X-1. Se trata de la Victory Magnum más llamativa jamás creada, ideal si quieres surcar las carreteras con un estilo muy marcado, y que te vean bien. Y te oigan, porque con un equipo de sonido compuesto de 10 altavoces y una potencia combinada de 200 watios, nos van a escuchar bien mientras por ellos suena “Sweet Home Alabama” o vuestra canción de rock sureño favorita. Porque yo al menos no escucharía otra cosa. También sería mi moto favorita si soy el cantante de una banda famosa de country.

La Victory Magnum más llamativa jamás creada

Los acentos en color rojo de su carrocería se hacen artesanalmente mediante un pinstriping.

Los altavoces se centran en la zona delantera por motivos obvios, pero también se montan en las maletas. Esta custom de carácter tan marcado se diferencia de las Victory Magnum estándar además de en su equipo de sonido, en una estética más “macarra”: con pintura en color negro brillante, detalles en color gris y acentos rojos. Los elementos básicos de la Magnum siguen inalterados, como el semicarenado superior – tan característico – en el que se monta una óptica 100% LED con acabado ahumado. No hay muchas custom con ópticas 100% LED, pero su popularidad irá creciendo. Grandes maletas laterales y muchos cromados complementan la estética custom de esta peculiar máquina.

Un escape cromado doble transmite al exterior el rugir mecánico del motor Freedom V-Twin de la Victory Magnum X-1. Este propulsor de dos cilindros en V cubica la friolera de 1.731 centímetros cúbicos, más que muchos coches modernos. Este motor no tiene una potencia declarada, pero podría rondar los 90 CV. Es un motor refrigerado por aire con un sistema moderno de inyección electrónica donde la potencia bruta es un argumento menos importante que su fiabilidad y un gigantesco par motor, cercano a los 150 Nm. Puede parecer poco, pero en una máquina de 345 kg de peso declarado es más que suficiente para que se mueva con agilidad.

Su llanta delantera mecanizada tiene unas tremendas 21 pulgadas de diámetro, y en ella se monta un sistema de doble disco de freno perforado, con 300 mm de diámetro y ABS de serie. El freno trasero es un disco de igual diámetro. La transmisión de seis velocidades tiene una sexta de desahogo, diseñada para que circular durante muchas millas por las autopistas de Arizona sea coser y cantar. Su depósito de combustible de 22 litros debería permitir una autonomía de al menos 300 km, y su amortiguador de aire trasero debería proporcionar un nivel de comodidad supremo. La suspensión delantera es una horquilla invertida de 43 mm, un componente de calidad acorde.

El precio para España es desconocido, pero la Victory Magnum cuesta 22.300€ en nuestro país.

Fuente: Masmoto.net
En Diariomotor: Indian Chief Dark Horse: cabalgando en la noche

Lee a continuación: Royal Enfield Continental GT: la café racer desconocida viene de la India

  • Andres Wolff

    Muy Interesante, es para poder animar su posición de conducción relajada y erguida yo a esta la llamaría la “Bentley” de la ruta y largos viajes para disfrutar el paseo, placer de conducción, admirar el paisaje toda la comodidad posible, como los coches Britanicos y Maserati quattroporte, esta seria la berlina de ultra-lujo y estilo Pullman de las motocicletas, solo para placer de al viajar en largos recorridos y mucha Comodidad de uso…buena suerte a todos!

  • ADN

    Hermosa y bestial pero muy, muy grande para mi que no me declaro diestro en el manejo de estas motos. Aun así no le diría que no a que algún conocido me la preste de vez en vez.

  • Porsche Caballero

    Para gente con ganas de dar mucho la nota, disfrazarse de chico malote con cuero y conducir algo puramente ornamental, que me expliquen sus ventajas frente a una BMW de 6 cilindros para viajar. Vivir de cara a la galería, en definitiva.

  • LS R

    Qué idiotez de fotografías. “Vaya que soy trendy, llego con una moto que parece una harley de los 50 a quemar caucho, y los idiotas de la fila se emocionan…”