Yamaha XV950 Racer: la custom que jugaba a ser café racer

 |  @sergioalvarez88  | 

La Yamaha XV950 es la espina dorsal de la gama de motos custom de Yamaha. Aunque sean las motos de aspecto más americano de toda la gama, no debemos clasificarlas como simples “imitaciones” de Harley-Davidson. Tienen un carácter propio marcado, y sólo comparten con las de Milwaukee un motor de arquitectura V-Twin y una postura de conducción similar. Porque desde Milwaukee no se atreverían a lanzar un producto como la – muy peculiar – Yamaha XV950 Racer desde la fábrica (las preparaciones son otra cosa). Podríamos definir a la Yamaha XV950 Racer como una custom que se pasó por la escena café racer y se quedó con parte del atrezzo.

De como la fusión a veces es buena

A esta Yamaha XV950 le gustó la escena café racer y se hizo con todo su atrezzo. Y con mucho acierto.

A priori la fusión de custom y café racer no suena nada halagüeña. Pero si tenemos en cuenta que la Yamaha XV950 tiene un aspecto muy personal (con un toque retrofuturista) y que han contado con el asesoramiento de Marcus Walz – legendario preparador alemán de motos, nuestras impresiones cambian. Y el producto final nos convence. Retiene el chasis de doble viga de la XV950 y su motor, pero es en los accesorios donde están las grandes diferencias. Para empezar, la postura de conducción, más adelantada, más “echada” sobre el manillar. Esto es posible gracias a unos nuevos semimanillares de aluminio adelantados 156 mm y rebajados 78 mm sobre los de serie.

La posición de conducción es radicalmente diferente. También lo son las piñas de los semimanillares, al igual que las manetas de freno y embrague. El toque retro definitivo lo ponen los retrovisores, colgados de la parte baja del manillar. También una pequeña cúpula adorna la óptica delantera, a cuyos lados se sitúan unos nuevos intermitentes. Los fuelles de la horquilla delantera también son nuevos, al igual que las placas de aluminio laterales, donde es posible colocar un número, al más puro estilo café racer. El colín trasero es más compacto que en el resto de XV950: es una moto para una sola persona por carácter y comodidad.

El mismo corazón mecánico V-Twin

A nivel mecánico no presenta modificaciones de calado con respecto a las XV950, pero sí hay suficientes modificaciones como para que la moto presente una dinámica diferente. Con la referencia de las Yard Built y el comportamiento dinámico de las gamas Sport Heritage, la Yamaha XV950 Racer propone un comportamiento más dinámico. La horquilla delantera tiene 9 mm más de recorrido en la versión Racer, y la suspensión trasera – completamente nueva – presenta un recorrido 7 mm mayor, para que permita una mayor versatilidad al piloto. Opcionalmente, se puede encargar un escape Akrapovic o un filtro de aire deportivo.

El motor V-Twin de 942 cc se retiene sin cambios. Refrigerado por aire y con inyección electrónica, desarrolla 52 CV a 5.500 rpm. Puede parecer poca potencia, pero la clave está en un par motor cercano a los 80 Nm, desrrollado a sólo 3.000 rpm. El empuje de la moto a través de una caja de cambios de cinco relaciones y correa dentada es más que suficiente para obtener sensaciones muy potentes. En general las motos custom desarrollan poca potencia con respecto a su cilindrada, pero es mucho más importante esa flexibilidad, esa fuerza en bajas que las dota de carácter. Carácter que la XV950 Racer completa con una estética realmente arrebatadora.

Se pone a la venta en Mayo.

Fuente: Yamaha
En Diariomotor: Kawasaki Vulcan S 2015

Lee a continuación: Diversión sin complicaciones: la Honda Bulldog Concept es la mejor aliada en un mundo complicado

  • O´jara

    Muy bonita, en negro mate mejor incluso

  • geronimo

    LAS MOTOS JAPONESAS SON SIN DUDAS LAS MEJORES DEL MUNDO.

  • Yaha

    El concepto es muy interesante. Eso sí, la que está en la foto con ella es preciosa. Esa sí que mola!!!