Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

El muscle car perfecto es un Plymouth Barracuda de 1970, a la venta con 130 km originales

 |  @sergioalvarez88  | 

El muscle car perfecto no existe, pero este Plymouth Barracuda de 1970 se acerca mucho. Se pondrá a la venta por parte de Mecum Auctions en Indianapolis en unos días, y promete alcanzar cifras de récord. Sólo tiene 130 km, son todos originales y nunca ha sido restaurado. Es una auténtica cápsula temporal con una interesante historia. Fue adquirido en 1970 por Bill Reardon, un jubilado de 66 años residente en West Virginia, que se lo compró como autoregalo de jubilación. De color “Tor Red” y equipado con un motor 426 HEMI – con 425 CV de serie – Reardon quería usarlo para barrer a todos los chavales en la pista local de drag racing.

Este Plymouth Barracuda es uno de los ejemplares con menos kilometraje en actual existencia. Cada kilómetro adicional reduce su valor.

El resto de opciones del coche no eran menos apetecibles: capó “Shaker”, llantas de acero del color de la carrocería o caja de cambios automática Torqueflite de tres relaciones. Fue uno de los últimos 10 Plymouth Barracuda del Model Year 1970. Pero esto no era suficiente si quería vencer a los héroes de la pista, aquellos mismos sobre los que Bruce Springsteen componía canciones. Para ello, se gastó sus ahorros en las mejores piezas de aftermarket que el dinero permitía comprar en 1970.

Reemplazó escape, admisión, diferencial trasero, amortiguadores y neumáticos, conservando los componentes originales en un almacenamiento seguro. Entonces, comenzó a ser un asiduo a varias pistas de drag racing de Clarksburg. Reardon hizo un total de 30 salidas documentadas, ocasionalmente haciendo un cuarto de milla en menos de 11 segundos, cifras formidables para la época. Reardon falleció repentinamente tras su primera temporada, pasando el coche a su viuda. Cuando su viuda falleció en 1977, el coche fue vendido por su hijo a un tal Marvin Dillon, que lo recibió con sólamente 42 millas en el odómetro.

Bill Reardon apenas lo pudo disfrutar durante un año, pero estoy seguro que no se arrepintió de la compra.

Dillon lo devolvió a su estado original con las piezas incluidas en la venta y durante 16 años, recorrió menos de una milla por año. Tras varios cambios de dueño, llegó a las manos de John Arruza, conocido collecionista de HEMI de Carolina del Norte. Durante 9 millas adicionales, Arruza perfeccionó la puesta a punto del Barracuda, llegando a su actual estado de 81 millas. Cambió todos los fluidos de coche y reconstruyó el sistema de carburación. 81 millas son el equivalente a 130 kilómetros. El coche nunca ha sido restaurado, porque francamente, con ese kilometraje lo único que ha necesitado es una buena conservación.

La historia de este coche es un tanto trágica, y en parte es una pena auténtica que un auténtico muscle car como este no haya visto más que 130 kilómetros en toda su existencia. Porque siempre ha sido considerado como una inversión, es uno de los Barracuda originales con menos millas en existencia y se espera que su precio en subasta roce el millón de dólares. Será subastado en el evento “Indy 2015”, entre el 12 y el 16 de mayo. Probablemente continúe su existencia en algún garaje climatizado, sin apenas moverse en décadas.

Disfrutad de las imágenes en alta resolución que Christine de Mecum Auctions nos ha cedido amablemente, son ideales para un fondo de pantalla.

Fuente: Mecum
En Diariomotor: A subasta el Bentley T1 Coupe Speciale: el Rolls – Royce Camargue que pudo ser | El Ferrari 250 GTO marca un nuevo récord en una subasta: 28,5 millones de euros

Lee a continuación: Un Porsche Boxster Spyder y la definición de buen domingo petrolhead en vídeo

Ver todos los comentarios 9
  • Ójala tuviese esa cantidad de plata y me compraría. ¡Que hermoso ejemplar! El color ni que decir es hermoso.. :D

  • Daniel Aguilar

    que belleza y ese color le queda bárbaro

  • nuevoenesto

    Es una pena que apenas haya sido conducido (o pilotado). Este es el típico coche para quemar neumáticos cada día. Está muy guapo, pero yo prefiero un Chevelle.

  • AntiSpy

    Precioso fósil viviente.

  • Jose

    Una joya…

  • rauccete

    Una pena que pueda pasar el resto de su vida sin quemar asfalto….

  • Paco Tce

    Me gusta mucho pensar que un coche para correr fue usado para CORRER aunque sólo fuera durante unas pocas millas, ahora que yo opino que es un poco arriesgado utilizar los coches en carreras (del tipo que sean) sin que estén todavía rodados y con las piezas bien asentadas, pero cada uno hace lo que quiera con su dinero. Dicho esto, es una unidad preciosa pero a mi que me la den con todo el aftermarket, jejeje

  • X 2.0

    Impresionante muscle car, menuda joya, todo nuevo, original y brillante, quien lo compre se lleva un coche a estrenar, no estoy de acuerdo con los super precios a los que se llegará a pujar, pero un buen dinero si que lo vale.