7 consejos para evitar que la ola de calor envíe tu coche al taller

 |  @davidvillarreal  | 

La ola de calor nos tiene fritos. Y de la misma forma que nuestros cuerpos sufren uno de los arranques del verano más duros que este humilde juntaletras recuerda, el intenso calor genera un sinfín de problemas en nuestros coches, problemas que a veces se pueden evitar, o al menos atenuar. Según el RACE, en las últimas semanas, coincidiendo con las sucesivas olas de calor que hemos vivido en España, sus asistencias en carretera han aumentado un 59.6% con respecto al mismo periodo de 2014. Las incidencias que más se habrían incrementado en estas semanas serían aquellas que guardan una estrecha relación con las altas temperaturas. En cualquier caso, las relacionadas con neumáticos y baterías siguen siendo las más habituales. ¿Qué 7 consejos podemos seguir para evitar problemas este verano?

Según el RACE, las incidencias durante las últimas olas de calor se han incrementado un 59.6%, especialmente las relacionadas con la temperatura, como problemas con el líquido refrigerante (+160%) y sobrecalentamiento del motor (+100%).

1. Revisa los líquidos antes de salir de viaje. Un nivel adecuado de aceite es imprescindible para la correcta refrigeración del motor y evitar problemas en ruta. Así como revisar el líquido refrigerante del bote de expansión. Es una maniobra que puedes realizar antes de salir de viaje (ha de practicarse en frío), apenas lleva un par de minutos y puede ahorrarte muchos disgustos. Según el RACE, los casos en los que algunos vehículos han sufrido problemas por falta de líquido refrigerante durante las últimas olas de calor han aumentado un 160%.
2. Practica una conducción menos agresiva. Evita ser brusco con el acelerador y el freno, que el motor se sobrecaliente y que el roce de las pastillas genere aún más calor que ponga en peligro su refrigeración y acorte su vida útil.

3. Haz caso de los testigos de temperatura. Ante cualquier alerta del ordenador de a bordo de fallo motor, o aviso de los termostatos por alcanzar una temperatura demasiado alta, detente cuanto antes y avisa a la asistencia. Un sobrecalentamiento puede llevar a averías realmente graves para tu coche. Según el RACE, los casos de calentamiento del motor se han duplicado durante las últimas olas de calor.
4. Vigila el buen estado de los neumáticos. El desgaste de los neumáticos, y los problemas generados por un neumático en mal estado o con baja presión, aumentan con el calor. Un neumático con presiones muy bajas es más propenso a sufrir un reventón y sus prestaciones se reducen notablemente, hasta llegar a situaciones de peligro si la presión está por debajo de ciertos límites. Revisar la presión de tus neumáticos apenas lleva unos minutos y también te puede ahorrar muchos disgustos. Pinchazos y reventones siguen siendo la incidencia más común que tiene que atender el RACE.
5. ¡Cuidado con los rastrojos! En el verano a menudo nos encanta salir de escapada campestre, pasar el día en el río, acampar, etcétera. Nunca, ¡jamás!, aparques tu coche sobre una zona en la que se hayan acumulado rastrojos, malas hierbas u hojas secas en el suelo. Bajo nuestro coche hay elementos que alcanzan temperaturas muy altas, especialmente en rutas que suelen realizarse a baja velocidad (por ejemplo, superar unos obstáculos fuera del asfalto con un SUV), y con las temperaturas del verano. Y elementos como el catalizador o el tubo de escape, en su contacto con la materia vegetal seca, pueden provocar graves incendios forestales que no solo pondrán en peligro a nuestro coche, sino a la población de la zona. Mucho ojo con esto.

6. Asegúrate de que el aire acondicionado funciona correctamente, no solo porque te evitarás viajar sin aire acondicionado, con lo incómodo que resulta, sino también porque algunos elementos del equipo de aire acondicionado trabajan solidariamente con los encargados de refrigerar tu motor, y un problema en los primeros puede evidenciar un problema mayor en los segundos. Intenta no forzar a tu equipo de aire acondicionado. Si tu coche ha estado durante horas al sol, es preferible abrir las ventanillas y las puertas unos minutos antes de iniciar un viaje para que la temperatura se suavice, a conectar el aire acondicionado a máximo rendimiento durante un buen rato para que el habitáculo se refrigere.
7. Evita que tu coche alcance altas temperaturas y atenúala cuando sea posible. Antes incluso que todos estos consejos está el de perogrullo, el de evitar que nuestro coche sufra las consecuencias del calor (intenta aparcar en sombra, o en recintos cerrados). Utiliza parasoles, si tu coche está en un recinto privado o bajo tu vigilancia visual, y mantén las ventanillas abiertas unos centímetros para atenuar el efecto invernadero en su interior.

En Diariomotor: ¿Por qué hay que revisar nuestro coche antes de salir de vacaciones?

Lee a continuación: Ataque directo a Norauto: Volkswagen inaugura su primer centro low-cost de servicio rápido

  • Almafuerte

    Me encanta este enfoque q dan a los arquicolos. Eso de 7 consejos o conoce al tucson en 7, o las q sean, claves.
    Hace q la lectura sea mas amena y q uno pueda detenerse o no según le interese ese punto. Como el de tener cuidado al para, uno no se percata del riesgo sieto de incendio, pero no es ninguna tontería.
    La verdad q hacéis una pagina cada vez mejor.
    Calidad y mucha información y de forma gratuita.
    Si, hoy tengo mi día agradecido.

  • MGP

    Pues yo considero que la página está perdiendo mucha calidad que había ganado respecto a la competencia por culpa del excesivo abuso que están haciendo de los artículos de “x” cosas que no te había contado nadie o no sabías sobre “y” coche, además del “¿qué demonios pinta…?”

  • Leonmafioso

    El que debería ser el primer y principal consejo: Revisa todos los fluidos del vehículo. Si tu carro tiene niveles bajos de refrigerante va a sufrir sobrecalentamiento en un dos por tres, revisa ventiladores tanto eléctricos como mecanicos.