No querrías haber estado ahí: los cinco peores atascos de la historia #huyedeltrafico

 |  @sergioalvarez88  | 

Los atascos consumen nuestro tiempo y dinero, y nos provocan estrés. Pero por suerte se terminan, llegamos a nuestra casa y nos olvidamos de ellos. Sin embargo, ha habido atascos que dejan en ridículo a esas retenciones de media hora que soportas a diario, o incluso ese atasco de cuatro horas que viviste aquél día que nevó. Hablamos de días, cientos de kilómetros o condiciones meteorológicas extremas. A veces, todas ellas juntas. Créenos, no querrías haber estado ahí. Estos son los cinco peores atascos de la historia.

1) Beijing, China (2010)

El atasco tardó más de medio mes en despejarse al completo. Medio mes de retenciones constantes, día y noche.

Es considerado el peor atasco de la historia, y sucedió en uno de los países más caóticos del mundo. Aunque acostumbrados al tráfico, cientos de miles de chinos se vieron atrapados en la China National Highway 110 (G110) y la Beijing–Tibet expressway (G6). Varios factores coincidieron: obras y una operación retorno, en pleno agosto. El tráfico de esta ruta crecía al 40% anual en los años anteriores al incidente, y en el momento del gran atasco, su ocupación de vehículos excedía en un 60% las especificaciones de su diseño.

Un gigantesco atasco colapsó al completo la autopista durante más de medio mes, con tráfico parado en más de 100 kilómetros. Sólo de pensarlo me dan escalofríos. Algunos conductores tardaron cinco días en salir del atolladero, y algunos sólo podían mover el coche un kilómetro al día. El calor, el desabastecimiento de comida y la escasez de combustible llegaron a crear una economía paralela, con vendedores ambulantes de la zona que aprovechaban para vender víveres básicos a precios tres veces superiores a los reales.

2) Berlín, Alemania (1990)

Los controles fronterizos aún estaban en vigor aquella primavera de 1990, Alemania aún estaba en proceso de unificación.

Cuando cayó el Muro de Berlín en el otoño de 1989, millones de alemanes que vivían en la parte oriental de aquella Alemania dividida, quisieron cruzar al otro lado. Reencuentros familiares, viejas amistades, un mundo nuevo para millones de personas. Uno de los momentos históricos más entrañables de los últimos tiempos. Y también uno de los peores atascos jamás creados. Todo sucedió en Semana Santa del año 1990. Las carreteras que conectaban ambas Alemanias no fueron lugares agradables aquella semana.

Con unos desplazamientos medios de medio millón de coches al día, la Semana Santa vió dichas cifras incrementarse 36 veces: 18 millones de personas emplearon la misma carretera, en ambos sentidos. Con todo, los atascos más largos no tuvieron más de 50 kilómetros, y muchos alemanes prefirieron usar autobuses. En Berlín muchos cruzaban la frontera a pie. El problema de estas retenciones fue que los controles fronterizos aún estaban en vigor, y fueron causa de multitud de demoras. Casi más que el propio volumen de tráfico.

3) Woodstock, Nueva York (1969)

Paz, amor libre y el mejor cartel festivalero de la época. Nadie quería perderse el festival de Woodstock.

Si alguien no conoce el Woodstock Music & Arts Festival de 1969, probablemente no ha vivido en este planeta. El festival se celebró a mediados de agosto del año 1969, en unos campos situados en Bethel, una pequeña población del norte del estado de Nueva York. El problema fue que se esperaba una asistencia de unas 50.000 personas, y terminaron acudiendo unas 500.000 personas. Un cero puede marcar muchas diferencias. La New York State Thruway se convirtió en una trampa inmóvil para cientos de miles de personas.

Muchos decidieron abandonar sus vehículos en el atasco e ir caminando hasta el festival. Entiendo que no quisieran perderse el concierto de Jimi Hendrix o la promesa del amor libre bajo los árboles de la granja de Max Yagur. El atasco se extendió durante casi una semana, y fue tan grave, que muchos artistas tuvieron que volar en helicópteros a Woodstock ante la imposibilidad de acceder por carretera. Quizá la policía estatal debió haber hecho caso a los organizadores y planear rutas de acceso alternativas.

4) Lyon-París, Francia (1980)

Habría sido mejor para muchos esquiar de vuelta a París.

Se ha tipificado como el atasco de más distancia de la historia, aunque no fue uno de los atascos más duraderos o especialmente graves de la historia. En cualquier caso, un atasco que se extiende por 175 km no es un atasco para tomarse a la ligera. La combinación de factores que se dió en este caso fue un retorno de vacaciones de invierno en los Alpes junto a un tiempo inclemente. Parece mentira que una combinación de factores tan aparentemente habitual diese lugar al atasco más largo – en distancia – jamás registrado.

5) Chicago, Illinois (2011)

Las inclemencias meteorológicas imprevistas suelen ser una fuente de constantes atascos.

El atasco que se formó en invierno de 2011 en la – en condiciones habituales – idílica Lake Shore Drive se ha considerado uno de los más extremos de todos los tiempos. No por duración, o distancia bloqueada, sino por la dureza de las condiciones meteorológicas que lo causaron. De repente, en plena hora punta, una gigantesca tormenta de invierno azotó Chicago, la tarde del 1 de febrero de 2011. En apenas unos minutos se formó medio metro de nieve sobre unos coches que tuvieron que detenerse.

La nieve sepultó literalmente una gran parte de los coches que circulaban por la autopista en aquellos momentos. Los que estaban cerca de una salida abandonaron su coche y fueron caminando, haciendo frente a temperaturas gélidas muy inferiores a los cero grados. Muchos se quedaron en su coche, donde al menos tenían calefacción. Hasta que los vehículos municipales comenzaron a rescatar a los que se habían quedado atrapados en sus coches pasaron más de 12 horas. No me gustaría haberme visto en su situación.

En Diariomotor: Debate #MovilidadCiudades: Hablamos de tecnológica, tráfico,atascos que duran semanas e incluso de teletrabajo | ¿Y si ya no tuvieramos que conducir durante los atascos?

Lee a continuación: Querido amante de los coches… ¡tenemos la estantería definitiva!

  • ADN

    El de Chicago al menos contó con una “rápida” asistencia por parte de las autoridades, y es un pais donde los servicios de auxilio responden de forma relativamente eficiente.
    El que está de pesadilla es el de China. Dias enteros en el sol de verano, comerciantes aventajados y servicios de segundo o tercer nivel. Considerando la mala calidad de los coches chinos seguro mas de uno se quedó sin aire acondicionado, otros sin empleo….el horror….el horror.

  • LaRubiaDelChallenger

    Madre mía , yo en el de China me muero. Yo creo que dejaría ahí mi coche y pediría un taxi.

    • KGGD

      ….Rubia… y como llegaria el Taxi?

      • LaRubiaDelChallenger

        Ay pues es verdad…

      • naranjo

        le iba a salir caro el Taxi…

  • passingo

    Los atascos no son siempre un coñazo, o si no, lean el cuento “La autopista del sur” de Julio Cortazar. Nunca he disfrutado y aprendido más de cómo somos que leyéndolo. Y eso que los personajes no tienen nombre, o sí, sólo que coincide con el modelo de coche que (no) conducen en ese atasco… ¡Felicidades por el artículo!