Audi crea un entorno de realidad virtual, para construir coches como si de un videojuego se tratase

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Por increíble que parezca, los coches que ves en la calle, e incluso esos impresionantes prototipos tan futuristas que se presentan en muchos salones del automóvil, aún siguen moldeándose en arcilla, en los denominados clay model. Incluso con las herramientas más avanzadas, el proceso de diseño e ingeniería de un coche sigue exigiendo el empleo de técnicas milenarias como esta. Pero tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada, la impresión 3D, y el control mediante gestos, pretenden revolucionar por completo el desarrollo de automóviles. Audi ya trabaja en un entorno virtual de tres dimensiones en el que sus trabajadores podrán ensamblar piezas, utilizando unas gafas 3D, un detector de movimientos en su brazo, y otro de reconocimiento de imágenes similar al Kinect de la videoconsola Xbox.

Esta sala emplea proyectores, y cámaras infrarrojas, así como unas gafas 3D y una banda en el antebrazo que vestirán los trabajadores.

La idea del Cave Automatic Virtual Environment (CAVE), una sala en cuyas superficies - paredes y suelo - se proyectan imágenes en tres dimensiones, es la de facilitar el trabajo a diseñadores e ingenieros, colocando virtualmente piezas con sus propias manos.

Para trabajar con este sistema basta con que utilicen unas gafas de tres dimensiones, una cámara con reconocimiento de imágenes, y una banda con reconocimiento de movimientos en su antebrazo.

audi-ensamblado-componentes-3d-02

Los ingenieros y diseñadores instalarán piezas con sus propias manos, en un entorno de tres dimensiones que ahorrará tiempo y costes en el desarrollo de nuevos automóviles.

La banda Myo reconoce el movimiento, y lo envía a un ordenador central mediante Bluetooth. Los movimientos del operario también se analizan con precisión milimétrica mediante cámaras infrarrojas instaladas en esta sala.

Esos movimientos son interpretados como acciones sobre el modelo virtual que se muestra en el suelo y las paredes de esta sala mediante unos proyectores. Un modelo virtual que toma forma, en tres dimensiones, gracias a la tecnología de las gafas que llevan en su cabeza los trabajadores.

Según Audi, esta tecnología se encuentra en una fase de pruebas, y de momento es un prototipo preliminar. En cualquier caso, Audi asegura que en unos años ya estarán diseñando coches utilizando estas técnicas, que complementarán a los estudios mediante herramientas de diseño informático de tipo CAD.

Fuente: Audi
En Diariomotor:

Lee a continuación: Nissan Teatro for Dayz: el iPhone de los kei-car

Ver todos los comentarios 2
  • nuevoenesto

    Haría un chiste de si también van trucados en la realidad virtual, pero no lo haré.

  • craso_error

    realidad virtual, claro ejemplo de gasto fundamental e imprescindible.No como los puestos de trabajo de los trabajadores de Martorell y Navarra, que solo son reales, no molan...