SsangYong Tivoli: 11 claves para conocer al SsangYong que se enfrentará al Renault Captur

Mario Herraiz  |  @HerraizM  | 

SsangYong se adentra en la competida categoría de los SUV del segmento B, un segmento en el que no faltan férreos rivales de la talla del Nissan Juke o el Renault Captur. Lo hace de la mano del SsangYong Tivoli, un modelo que se encarga de iniciar una nueva etapa en la firma coreana y que hemos tenido la oportunidad de conocer en un primer cara a cara con motivo del debut de sus mecánicas diésel. Opciones de personalización, una alternativa GLP, un llamativo diseño... te contamos todo lo que tienes que saber del SsangYong Tivoli en 11 rápidas claves:

1.- Un nuevo modelo para una renovada SsangYong en un escenario donde aumentan las cifras de la marca y un segmento en particular imparable:

Ssangyong espera vender 100.000 Tivoli en el mundo al año, 28.000 de ellos en Europa.

El germen inicial del nuevo SasngYong Tivoli surge 4 años atrás en un Salón de Ginerba de 2011 en el que SsangYong comienza a explorar la posibilidad de un SUV de tamaño comedido que es hoy una realidad.

Su llegada coincide con un periodo de crecimiento para el mercado y para la propia SsangYong. En particular el segmento SUV B aumentó sus ventas en 2014 en un 58% siguiendo una tendencia ascendente que en 2015 se cifra en un total de 50.000 unidades de las cuales el Juke, el Captur y el 2008 se reparten el 78%, siendo especiales protagonistas los propulsores diésel con un 64% de las ventas.

Hasta septiembre SsangYong había cosechado un total de 2.412 unidades, 547 unidades más que en el mismo periodo del año anterior. Su previsión es acabar el año con 1.000 unidades más, con un total de 3.400 unidades.

En la firma confían en que este nuevo SsangYong Tivoli será un importante revulsivo que además introduce no sólo una importante apuesta en diseño, sino también sustanciales mejoras en el conjunto de elementos encargados de su dinámica y en cuestiones como ciertos detalles de su habitáculo, teniendo presente que además al SsangYong Tivoli le seguirán en los próximos años nuevos modelos encargados de reafirmar esta mejora.

2.- El diseño, un pilar fundamental en el nuevo SsangYong Tivoli:

Según estudios de la firma la atención en un coche se multiplica por cuatro si este es personalizable.

El SsangYong Tivoli consigue ser bastante llamativo, sobre todo gracias al acabado bicolor de las unidades que hasta ahora hemos visto en el parque de SsangYong y que dan para abordar su capacidad de personalización en un punto a parte.

Lo miremos por donde lo miremos nos encontramos con detalles susceptibles de llamar nuestra atención, como el techo flotante, su escueta parrilla frontal, el toque LED de sus ópticas o los marcados nervios laterales.

Puedes gustarte más o menos, pero desde luego el SsangYong Tivoli tiene “personalidad”.

SsangYong_Tivoli_2015_diesel_claves_mdm_3

3.- Opciones de personalización: techo contrastados, franjas, techos a cuadros...

El nuevo SsangYong Tivoli estrena también en la firma opciones de personalización. En total hay 66 combinaciones diferentes que pasan por poder lucir el techo y los retrovisores en blanco o negro, franjas centrales, franjas con una mayor separación, una única franja más ancha o el techo “a cuadros”.

El precio de estos extras es de:

Doble banda capó (más separadas) 75 euros
Doble banda techo y capó 150 euros
Vinilado techo 150 euros
Pintura negra/blanca para el techo y alerón 350 euros
Vinilado techo + doble banda capó + retrovisores 350 euros

Sorprende encontrarnos en el interior del Tivoli con una toma HDMI además de las habituales tomas USB y de 12v.

Personalmente me ha convencido muy gratamente en persona una combinación de pintura gris con los retrovisores y el techo en verde militar que durante la presentación del propulsor diésel y el cambio automático nos ha mostrado la marca.

4.- Sobre su interior: bien por el espacio disponible

El interior del SsangYong Tivoli nos ofrece unas buenas cotas de habitabilidad tanto en las plazas delanteras como en las traseras más si tenemos presente que estamos ante un coche del segmento B. Bien de espacio en ambas filas y un acceso cómodo.

En lo que a calidades, ajustes y diseño se refiere es donde a mi juicio aparecen las mayores sombras de este modelo. Si bien la firma ha mejorado sigo apreciando cierto carácter tosco en algunos de sus detalles, como el display digital naranja del climatizador. Por otro lado nos encontramos también con buenos detalles, como el acabado en símil cuero de los guarnecidos de las puertas y sobre todo la buena presencia de huecos portaobjetos bien repartidos, con una guantera bajo el reposabrazos central con bastante capacidad.

SsangYong_Tivoli_2015_diesel_claves_mdm_4

5.- Hablemos de cotas: ¿cuánto mide el SsangYong Tivoli?¿Y su maletero?

Por capacidad de carga el maletero del Tivoli se aleja de los modelos del segmento SUV B y se aproxima a los del segmento SUV C.

El SsangYong Tivoli cuenta con una longitud de 4.202 mm, una anchura de 1.798 mm y una altura de 1.590 mm, siendo su distancia entre ejes de 4.202 mm y su distancia mínima respecto al suelo de 167 mm.

Su peso en función de la versión oscila, en orden de marcha, entre los 1.270 kg y los 1.490 kg y en cuanto a la capacidad de carga de su maletero nos encontramos con que, sin plegar los asientos, su capacidad es de 423 litros, mientras que si plegamos los asientos traseros su capacidad asciende hasta los 1.115 litros.

6.- ¿Con que opciones mecánicas está disponible el SsangYong Tivoli?

La gama del SsangYong Tivoli se articula alrededor de un propulsor gasolina de 128 caballos con un par de 160 Nm y un motor diésel de 115 caballos y 300 Nm de par. Ambos propulsores son bloques de cuatro cilindros y 1.6 litros de cubicaje. Además del cambio manual el SsangYong Tivoli dispone de una renovada caja de cambios automática que sólo se encuentra disponible asociada al propulsor diésel.

Tras sendas tomas de contacto con ambas mecánicas mi apuesta, firme, es por el propulsor diésel. Mueve el conjunto con la debida soltura frente a un gasolina atmosférico que se presenta más perezoso.

Por primera vez SsangYong ofrece un modelo con un consumo por debajo de 5l/100 km. El consumo medio de la opción gasolina es de 6.6 l/100 km mientras que el diésel se mueve entre los 4.3 l/100 km y los 5.9 l/100 km en función de la transmisión y la tracción.

SsangYong_Tivoli_2015_diesel_claves_mdm_6

7.- También estará disponible con tracción total...

Además de las variantes diésel y gasolina de tracción delantera nos encontraremos en 2016 con una variante de tracción total. Esta versión estará asociada al motor diésel de 115 caballos y estará disponible tanto con cambio manual como con cambio automático.

Esta tracción total está articulada alrededor de un embrague Haldex y como peculiaridad dentro del segmento será bloqueable.

8.-... y puedes recurrir a una motorización de GLP:

La plataforma sobre la que se ha desarrollado el Tivoli es de nueva factura. La veremos en próximos modelos de la marca.

Como broche final nos encontramos con una opción movida por GLP. El motor gasolina atmosférico de 1.6 litros se adapta al empleo de este combustible para ofrecernos el aliciente de unos repostajes sensiblemente más económicos. Cabe recordar que con la adaptación al GLP no se anula su uso con gasolina teniendo a efectos prácticos dos depósitos y la posibilidad de elegir entre circular con gasolina o con GLP. Su principal pega es su mayor precio de adquisición y que perderemos capacidad de carga en el maletero al tener que adaptar el depósito para este combustible.

El mencionado sobreprecio es de 1.750 euros respecto a las opciones de mecánica gasolina y de 250 euros respecto a las alternativas diésel. La firma mantiene la garantía de 5 años y cubre con esta garantía la adaptación a GLP además del resto de componentes contemplados originalmente.

Desde SsangYon apuestan firmemente por este combustible y lo ven como una opción muy real al diésel.

SsangYong_Tivoli_2015_diesel_clave_414

9.- Una considerable mejora en todos los elementos que interfieren en su dinámica:

Este nuevo SsangYong Tivoli también introduce una grata mejora en aspectos como la dirección, ahora con un peso más acorde al gusto europeo, más firme, con una mayor resistencia, un tacto más normalizado y grato que se une a una sustancial mejora del tacto de frenada y un conjunto de transmisiones que en el caso de la manual se siente mejor guiada, con una mejora en la dureza de los recorridos y que el caso de la automática nos deja con una sensación de mayor suavidad y una notable mejor respuesta en líneas generales.

También se aprecia una mejora en el trabajo de las suspensiones, con un paso por curva con menores oscilaciones y un mayor confort gracias, entre otros detalles, al menor ruido mecánico que se filtra en el habitáculo.

10.- Pero... ¿qué pasa con su precio?

Uno de los principales argumentos blandidos por SsangYong en toda su gama es su precio y el Tivoli no iba a ser menos.

La gama del SsangYong Tivoli queda conformada por mecánicas, acabados y precio de la siguiente forma:

Tivoli gasolina 128 cv 4X2 Line 14.900 euros
Tivoli gasolina 128 cv 4X2 Premium 16.500 euros
Tivoli gasolina 128 cv 4X2 Limited 18.500 euros

Tivoli Diésel 115 cv 4X2 Premium 18.000 euros
Tivoli Diésel 115 cv 4X2 Limited 20.000 euros
Tivoli Diésel 115 cv 4X2 Limited automático 21.500 euros

Tivoli diésel 115 cv 4X4 Premium 20.000 euros
Tivoli diésel 115 cv 4X4 Limited Automático 24.500 euros

Estos precios publicados se corresponden con el precio con descuento anunciado por la marca.

SsangYong_Tivoli_2015_diesel_claves_mdm_11

Como equipamiento nos encontramos con los siguientes elementos en cada acabado:

Gasolina

Line: de serie el SsangYong Tivoli cuenta con climatizador manual, control de crucero, volante multifunción, sistema de sonido con 6 altavoces, MP3 y toma USB, Bluetooth, retrovisores eléctricos y luz diurna LED.

Premium: sobre el acabado Line se añade el sistema de ayuda al aparcamiento, la llave con mando a distancia, alarma, asientos mixtos en cuero y tela, llantas de aleación de aleación de 16 pulgadas, el alerón trasero, los cristales tintados y faros antiniebla

Limited: sobre el acabado Premium añade el climatizador bizona, el sistema de audio con pantalla táctil de 7 pulgadas, navegador, cámara de visión trasera, sensores de lluvia y luces, espejo interior electrocromático, volante y pomo en piel, paquete bi-tono, llantas de 18 pulgadas y airbag de rodilla.

Diésel

Premium Diésel: climatizador bizona, volante multifunción, control de crucero, indicador de cambio de marcha, retrovisores eléctricos, ópticas LED, cámara de marcha atrás, sistema multimedia con pantalla táctil, llave con mando a distancia, alarma, tapicería mixta en cuero y tela, llantas de aleación de 16 pulgadas, cristales tintados y faros antiniebla.

Limited manual: sobre el acabado Premium añade los sensores de luces y lluvia, navegador, volante y pomo del cambio en piel, asientos delanteros calefactables, volante calefactable, llantas de 18 pulgadas, paquete bitono y airbag de rodilla.

Limited automático: añade sobre el acabado Limited manual la bandeja del maletero y la rueda de repuesto y pierde el volante calefactable, el navegador y los asientos delanteros calefactables.

La versión 4X4 Premium cuenta además con pack elevación (protecciones inferiores) y el Limited con tracción total añade una nueva instrumentación, arranque por botón y acceso inteligente, asientos de cuero, la bandeja cubremaletero y el pack elevación.

SsangYong_Tivoli_2015_diesel_claves_mdm_12

11.- Entonces... ¿Por qué el SsangYong Tivoli?

Hora de despedirnos del Ssangyong Tivoli, de poner fin a esta primera toma de contacto y de aparcarlo hasta una prueba de mayor duración que nos permita conocer más a fondo al SUV del segmento B de SsangYong.

El SsangYong Tivoli se presenta como una importante revolución para la marca. Una evolución en todos los sentidos, en lo estético, en su dinámica, en multitud de detalles. Un germen inicial que dará paso en los próximos dos años a nuevas alternativas y que asienta las bases para ofrecernos desde la perspectiva de la marca, especializada en crossovers, un producto más afín al mercado europeo, más refinado y dando solución a ciertas carencias dinámicas que se dejaban notar anteriormente en detalles como su dirección o su caja de cambios automática.

Por delante le espera una ardua pelea. El Nissan Juke y el Renault Captur son productos muy afianzados, con no pocos argumentos también a su favor. Por su parte el Ssangyong Tivoli te ofrece una imagen diferente, poco vista y llamativa, una buena habitabilidad interior, un más que correcto maletero (dentro de los límites de su segmento) y un propulsor diésel que cumple con solvencia en lo que a dinámica se refiere.

¿Pegas? Su habitáculo adolece todavía de ciertos detalles, ciertos acabados, un tanto toscos y la mecánica gasolina (y por extensión la versión movida por GLP) se antojan un tanto perezosas.

Galería de imágenes del SsangYong Tivoli:

Lee a continuación: SsangYong nos adelanta un Tivoli de siete plazas (el XLV-Air Concept) y otras novedades

El nuevo modelo de SsangYong presume de un diseño exótico, mucho equipamiento en todos los acabados y precios ajustados. Se puede pedir con tracción delantera o total, y con motores diésel o gasolina

Ver todos los comentarios 3
  • pancho

    hay dos 4 !

  • Issam

    Seguro
    que esta frase juega a su favor (ofrece una imagen diferente, poco vista y llamativa), personalmente
    lo dudo, esto es como la comida, primero te entra por los ojos y aquí en la estética para mí en primer lugar el Captur. El
    tivoli no será hijo del KIA Soul y el SKODA Fabia.