Yamaha Resonator 125: 5 claves por las que Yamaha debería llevar a producción este modelo

 |  @HerraizM  | 

Con el Salón de Tokio 2015 como escenario Yamaha nos presentó una interesante propuesta, una moto de 125cc que, bautizada como Yamaha Resonator, nos enseñaba una interesante propuesta de elegante diseño clásico. Hoy retomamos esta Yamaha conceptual… y te proponemos 5 motivos por los que Yamaha debería llevar a producción este concept.

Hay un hueco para las 125 de corte clásico… sin necesidad de acudir al segmento custom:

La Yamaha Resonator Concept recurre a madera de guitarra para algunos de sus detalles.

Si nos fijamos en el segmento de las 125 nos encontramos, dejando aquellas de vocación offroad y scooter a un lado, con deportivas, naked de corte moderno o práctico y custom con muy escasas representación de naked de corte clásico.

Mash o Hanway han sabido explotar muy bien este terreno con alternativas de precio comedido y llamativa imagen pero más allá de estas son escasas las alternativas, como la Suzuki Van Van.

Yamaha podría tener un suculento segmento a explotar con esta Yamaha Resonator 125 ofreciendo una calidad percibida mayor que las alternativas de Mash o Hanway y un producto más actual que la Suzuki Van Van.

Cafe racer, las tracker, las bobber… las preparaciones de motos al estilo clásico están de moda

Vivimos una auténtica nueva ola de motos neoclásicas, de preparaciones que buscan la individualidad a través de líneas clásicas con aquellas cafe racer de los años 50 y 60 como inspiración en muchas ocasiones y esta Yamaha Resonator cumple a la perfección con esa demanda de diseños de influencia clásica. No sólo es una solución práctica, también es una moto deseable.

Clásica sí, pero adaptada a los nuevos tiempos:

En otros segmentos están triunfando las motos neoclásicas, las preparaciones de este corte están a la orden día e incluso firmas como Mash están explotando la idea… ¿por qué no iba a sumarse Yamaha?

Sí, la imagen clásica de la Yamaha Resonator es innegable, es una Yamaha SR 125 adaptada a nuestros tiempos, lista para ofrecernos una imagen más sofisticada, más carismática entre las naked de 125, huyendo de ese enfoque práctico de la YBR, huyendo de esa imagen más agresiva de la Yamaha MT-125… pero eso no quiere decir que la Yamaha Resonator no este adaptada a los nuevos tiempos.

Para su instrumentación Yamaha ha recurrido a un moderno display digital a todo color que contrasta con las formas clásicas y los cuidados acabados de corte artesanal para dar forma a un conjunto acorde a los nuevos tiempos.

Yamaha ya tiene mecánicas de 125 para hacer más viable su llegada a producción

Pensar en una Yamaha Resonator 125 de producción en términos mecánicos es sencillo. Yamaha no ha dado especificaciones sobre su potencia pero sí ha señalado a que esta moto está animada por un propulsor monocilíndrico refrigerado por aire.

Frente a las Yamaha MT-125 y la Yamaha YZF-R125 movidas por un monocilíndrico refrigerado por agua nos encontramos con una YBR 125 que confía en un monocilíndrico refrigerado por aire con una potencia de 10 caballos. Sí, preferiríamos los 15 caballos de la R125… pero el motor refrigerado por aire ayuda a mantener el concepto de sencillez mecánica y por consiguiente su precio.

Una buena excusa para que un convalidado se pase a las dos ruedas

Si hace tres años que tienes el carnet B, el permiso de coche, puedes conducir una moto de 125cc con una potencia máxima de 15 caballos. Esta Yamaha Resonator 125 podría convertirse en la perfecta excusa para muchos conductores de coche que quieren una moto para sus desplazamientos diarios o quieren entrar en el mundo de las dos ruedas con una alternativa bonita y de corte clásico.

Galería de imágenes de la Yamaha Resonator 125 Concept:



Lee a continuación: BMW G 310 R, así es la propuesta roadster bávara para el carnet A2

  • Bemilio

    Muy linda, si sería una moto que me compraría para iniciarme en el mundo de las motos, ademas 125 me imagino que va a dar sobrada de 40 km/l en ciudad. Una excelente idea que espero llegue a producción.