Ducati Scrambler Sixty2, ¿pagarías 7.790 euros por una Scrambler de 399 cc?

 |  @sergioalvarez88  | 

7.790 euros. Es el precio de la nueva Ducati Scrambler Sixty2, la última incorporación a la familia Scrambler de Ducati. Es la moto de menor cilindrada y potencia de la gama Ducati, y está enfocada a los poseedores del carnet A2. Su motor de dos cilindros en L refrigerado por aire ha visto reducida su cilindrada hasta los 399 cc, con un decremento de su potencia hasta 41 CV a 8.750 rpm. Nos preguntamos si en Ducati han pensado bien la estrategia comercial de esta moto, cuyo precio se nos antoja desmesurado a todas luces.

El emblema del tanque es fijo, y no hay más versiones de baja cilindrada que esta Sixty2.

No quería llegar tan rápido a las conclusiones, pero lo cierto es que la cifra nubla mi juicio sin remedio. Una Ducati Scrambler Icon, con motor de 803 cc y 75 CV de potencia arranca en 8.350 euros. Es un precio sólo 560 euros superior al de la Scrambler Sixty2. Veamos con qué argumentos nos quiere convencer la Scrambler Sixty2. Para empezar, estéticamente es muy similar a la Scrambler “grande”. Chasis, dimensiones y propósito apenas varían, si así la ejecución y algunos componentes. Tiene menos posibilidades de personalización.

Además de los cambios en el motor – cuya potencia de 41 CV es comparable a la de una Yamaha MT-03 o una KTM Duke 390 – su disco de freno delantero reduce su tamaño de 330 mm a 320 mm, y su pinza es ahora de dos pistones frente a los cuatro pistones anteriores. Retiene un disco trasero de 245 mm en el eje trasero, así como el ABS de serie. La horquilla delantera ha sido reemplazada por una Showa de 41 milímetros, con el objetivo de contener los costes de producción de esta moto y reducir su precio, al menos sobre el papel.

Su tubo de escape asoma más tímido a un lado de la moto. Su motor

No hay mayores cambios mecánicos, aunque su batalla crece en 15 mm y su peso en vacío apenas es 4 kilos inferior, 183 kg. Sigue siendo una moto con una postura de conducción natural y cómoda, apta para dos pasajeros sin mayores problemas. Al contrario que la Scrambler “grande”, no está disponible en más versiones, aunque esto podría cambiar en un futuro cercano. Su precio anunciado para el mercado español es de 7.790 euros, a todas luces muy superior al esperado en una moto de 41 CV. En su defensa, retiene el afinado chasis de su hermana mayor

Así queda configurada la gama Ducati Scrambler 2016.

Pero pierde algo de encanto off-road y pienso que tendrá difícil encontrar clientes. Esto se debe a que los poseedores de un carnet A2 pueden adquirir una Scrambler grande y limitar su potencia a 48 CV hasta que se saquen el carnet A (si lo hacen). Por sólo 560 euros de diferencia, sería ilógico que optasen por una Scrambler Sixty2, menos potente, con componentes inferiores y menos posibilidades de personalización, además de prestaciones. No dudo que su consumo será menor y será divertida de pilotar. Pero cuesta 7.790 euros.

Una KTM Duke 390 cuesta 4.990 euros, tiene 3 CV adicionales, es más ligera y anda bastante más. Estamos de acuerdo en que es imagen lo que se paga con la Scrambler Sixty2. Si puedes pagar imagen, compra directamente una Scrambler Icon de 803 cc por 8.350 euros.

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor:

Lee a continuación: Ducati Scrambler 400: ¿una versión pensada para el carnet A2?

  • mercacoches

    Aunque en España llevan comercializandose hace relativamente poco tiempo, la cultura de los 400 cc lleva mucho tiempo sobre todo en paises orientales como Japón. Lo del precio es “harina de otro costal” totalmente injustificable.
    Saludos desde http://www.mercacoches.net

  • nombre

    Mirar la Yamaha TMAX, 10.000 euros por los mismos caballos, y se las quitan de las manos.