¿Una excelente idea? Este Zagato Zele disfruta un incremento de potencia del 2.600%

 |  @sergioalvarez88  | 

El Zagato Zele fue un microcoche eléctrico producido por Zagato en los años 70. Realmente ha sido una máquina muy desconocida, apenas 500 unidades fueron fabricadas a mediados de aquella lejana década. Era un microcoche, que salió de fábrica equipado con un motor eléctrico de 4,8 CV, con el que apenas alcanzaba los 40 km/h. Alguien en Texas ha decidido que sería una excelente idea aumentar su potencia, para convertirlo en un coche más divertido. Este incremento de potencia ha sido de un 2.600%. Glups.

125 CV en un microcoche, más alto que ancho y poco más de 300 kilos de peso. ¿Es así como quieres morir?

Todo comenzó con un Zagato Zele desechado, que habría terminado con toda seguridad en un desguace. Su dueño optó por eliminar el motor eléctrico y la batería, y montar en su lugar un tetracilíndrico de unos 600 centímetros cúbicos, procedente de una Suzuki GSX-R600. Un motor que produce 125 CV de potencia como mínimo. Un incremento del 2.600% con respecto a su motor original de 2,5 CV. El Zagato Zele es un coche muy pequeño. Mide sólo 2,14 metros de largo – hay jugadores de baloncesto más “largos” – y 1,35 metros de ancho.

De hecho, es más alto que ancho: su altura de 1,62 metros lo hace igual de alto que un Mercedes GLC, por ejemplo. Con una ridícula batalla de 1.295 milímetros, 125 CV transmitidos al eje trasero son una muy mala idea. Sobretodo teniendo en cuenta que este minúsculo coche apenas llega a la media tonelada. Pesaba 495 kilos de fábrica, cuando iba equipado con una pesada batería de plomo-ácido, a todas luces más pesada que un motor de motocicleta deportiva. Es decir, posiblemente pese poco más de 300 kilos.

El vendedor publica un vídeo del coche moviéndose por su barrio, a 20 km/h como máximo. Yo tampoco querría ir más rápido.

Su relación peso-potencia es muy inferior a la de un Porsche 911 Turbo S, por poner un ejemplo. Terrorífico es decir poco. Sí, tiene un ancho de vías mayor que el Zele de serie – menos mal – y un equipo de frenado mejorado. Entendemos que su chasis ha sido ligeramente reforzado, aunque usa el diferencial trasero de serie del Zele. En su interior, en vez de una jaula antivuelco tenemos dos bacquéts y un volante Momo, junto a dos enormes palancas con las que se accionan los frenos y la caja de cambios de seis relaciones de la Suzuki.

Además de tremendamente peligroso, parece complicado de conducir. Definitivamente, nuestro coche ideal. La carrocería de fibra de vidrio ha sido restaurada y pintada de nuevo, y el vendedor entrega otro Zele en caso de que necesitemos piezas de recambio tras tener un accidente a la hora de haberlo comprado. Está a subasta en eBay, y la puja más alta es de 2.600 dólares en este momento, con 3 días para que termine la subasta.

Fuente: BaT
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Medio millón de kilómetros en un Lamborghini clásico?

  • ADN

    Desconocía la existencia de este coche, una razón más para leer Diariomotor.

    A m se me hace una creación divertida y peligrosa a partes iguales. Salir a una calle transitada en este bichito ya debia ser peligroso con si mecánica original, con la nueva peor tantito. No por que fuésemos muy rapido, pero cualquie rozón con uno de los abundantes Pick Up de la región sería catastrófico.

  • Rotodos Shur

    Y el videoo?

  • nuevoenesto

    Es como el “coche” de Google pero cuadrado.