Elibriea Equvallas, el primer superdeportivo de Qatar es tan impronunciable como absurdo

 |  @sergioalvarez88  | 

Yo tampoco había oído hablar del Elibriea Equvallas. Tras un nombre un tanto impronunciable – que por algún motivo me evoca a la mitología nórdica – se esconde un superdeportivo tradicional de motor central trasero. La compañía fabricante afirma que es el primer proyecto automovilístico serio de origen catarí. Sobre el papel todo pinta bien: un motor de 800 CV, una estructura monocasco de fibra de carbono, una caja de cambios secuencia. El problema es que no hay por donde cogerlo estilísticamente. En serio, intentadlo.

Tendrá un chasis monocasco de fibra de carbono, al estilo de los mejores superdeportivos del planeta.

El diseño está posiblemente inspirado en jets de combate como el F-117 Nighthawk, con multitud de ángulos y paneles mate para evitar al radar enemigo. En aviones funciona, en coches no tanto. Fijaos en el frontal, con una calandra que parece sacada de un catálogo de decoración de interiores. Como splitter delantero tenemos dos aletas que parecen afiladas como cuchillas. No me gustaría ser atropellado por el Equvallas, aunque fuese a poca velocidad. En su perfil descubrimos más quiebros estéticos y unas puertas tipo “Lamborghini”.

Su zaga es bastante peculiar. ¿Es acaso posible diseñarla de forma más caótica? Las ópticas son de tamaño industrial y dudo que el spoiler – por llamarlo de alguna manera – sea funcional. ¿Dónde están los escapes? Lus huecos entre las ruedas y la carrocería son suficientemente grandes para que un niño se esconda en ellos. Las llantas parecen sacadas del Norauto. Es un despropósito auténtico, y aunque esté hecho con toda la ilusión del mundo, me temo que se quedará en el delirio de cuatro ricachones de la zona.

Una de sus tecnologías se denomina “dynamic engine bay vent”, y no sabemos en qué demonios consiste.

Por suerte no tenemos fotos del interior, que promete ser tan excéntrico como el interior del Devel Sixteen. Al menos sabemos que el Devel Sixteen tiene un motor que funciona a pleno rendimiento con más de 4.500 CV de potencia. El motor de este Elibriea Equvallas genera 800 CV de potencia y es de origen desconocido, aunque algunos medios reportan que es un simple V8 atmosférico de Chevrolet Performance, un crate engine de unos 525 CV de potencia cuyo coste es de apenas unos miles de dólares.

A un precio aún desconocido, la empresa quiere admitir pedidos a partir de marzo, y la producción comenzaría a finales de año.

Fuente: autoevolution
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Temblad! AMS Performance prepara un Nissan GT-R de 3.000 CV de potencia

  • francis

    Mas petróleo que cerebro.

  • Issam

    Más raro imposible, pero entiendo el mensaje ¡si el F-117 Nighthawk se creó para que no lo viera nadie y no lo detecte el radar! Pues el coche lo va conseguir, no le mirara ni el tato.

  • Palomah

    Es tan tan feo que mola mucho. Parece sacado de una peli futurista de los 70 u 80.