¡Bombazo! Los 5.000 CV del Devel Sixteen son reales: así nos atruena su V16 de 12,3 litros y cuatro turbos

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Hace unos años ya os hablábamos del Devel Sixteen. Un superdeportivo de locura procedente de Dubai, que sorprendió al mundo con una potencia anunciada de 5.000 CV y una velocidad máxima anunciada superior a los 550 km/h. Una locura árabe más, pensamos. Pero parece ser que sus creadores van en serio, a pesar de la falta de información del proyecto y su página web. Creemos que van en serio porque acaban de enseñarnos su motor de más de 5.000 CV en un dinamómetro, un V16 sobrealimentado por partida cuádruple rugiendo a pleno pulmón.

El Devel Sixteen promete un 0 a 100 km/h de menos de dos segundos. La tracción será su principal problema.

Devel insiste en que el Sixteen será el coche de calle más rápido jamás producido, un coche encaminado a convertirse en una leyenda en el mundo del automóvil. Una máquina a todas luces excesiva, más parecida a un caza de combate que a un hiperdeportivo. Es más, la definición de hiperdeportivo se le queda muy corta. Todos teníamos dudas acerca de este proyecto, y este vídeo las disipa en parte. El fabricante ha contratado al especialista estadounidense Steve Morris Engines para la construcción de su gigantesco V16.

Steve Morris Engines es un fabricante de motores de altas prestaciones, especializado en drag racing. Han construido este motor desde cero, usando un bloque motor mecanizado completamente nuevo. Es un gigantesco V16 de 12,3 litros y 64 válvulas, sobrealimentado por cuatro gigantescos turbocompresores de 81 mm de diámetro. Soplando a 2,5 bares de presión y usando gasolina de competición de alto octanaje, el motor es capaz de desarrollar 4.515 CV a 6.900 rpm. Su par máximo tampoco es de este mundo: 4.768 Nm a 6.600 rpm.

Son cifras más propias de un motor para drag racing que de un motor de calle, pero el fabricante afirma que es un propulsor de calle y su aspecto no parece para nada artesanal. Su potencia no son los 5.000 CV anunciados, porque según Steve Morris Engines, el dinamómetro es incapaz de soportar más potencia. Impresionado me hallo tras ver en vídeo cómo desarrolla dicha potencia. Usando gasolina de 93 octanos y con sus cuatro turbos soplando a 1,4 bares, el motor es capaz de desarrollar 3.006 CV a 6.900 rpm y 3.260 Nm de par motor máximo.

Aún hay muchas incógnitas en este proyecto. Como por ejemplo, qué chasis usará el coche, qué transmisión o cómo pasará la potencia al suelo. No hablamos de un "simple" hiperdeportivo de 1.000 CV, hablamos de una máquina con un par motor muy superior a una cabeza tractora de alto rendimiento y una potencia equivalente a cinco Bugatti Veyron. Por no hablar de su precio, aunque está claro que no tendrán problemas en encontrar clientes dispuestos a pagar los probables 10 millones de euros que podrían pedir por una unidad.

El proyecto no está completo, pero al menos va tomando forma. Veremos en qué queda todo esto.

En Diariomotor:

Lee a continuación: 1.400 caballos de locura mexicana: el Bugatti Veyron "made in México" se llama Inferno

Ver todos los comentarios 21