Si te das prisa, podrás estrenar un mito del Grupo B: este Ford RS200 Evolution busca dueño

 |  @sergioalvarez88  | 

Reconozco que algunos clásicos no tienen valor como instrumento de inversión hoy en día, pero me sigo sorprendiendo cuando veo subastas de coches de altísimas prestaciones con menos de cuatro cifras en su odómetro. Es el caso de este precioso Ford RS200 Evolution, del que solo 24 unidades fueron construidas – la producción total de los Ford RS200 fue sólo de doscientas unidades. RM Auctions pone a subasta este ejemplar, con sólo 430 km en el odómetro. Date prisa, y podrás ser el que estrene el último mito del Grupo B.

Con un peso de 1.050 kilos, una batalla corta y mucha potencia, eran coches de comportamiento muy nervioso, delicados.

El Ford RS200 nació con el simple objetivo de homologar el RS200 de competición, cuya actuación en el Grupo B fue breve, pues el RS200 se estrenó cuando el Grupo B daba sus últimos coletazos – en la temporada de 1986. Ford tenía que construir 200 unidades de calle, que compartían con el coche de competición su mecánica y aspecto exterior, con la única diferencia de un interior algo más “lujoso”. Por lujoso querían decir una moqueta, alfombrillas y un equipo de sonido. Eso era todo, el Ford RS200 no quería hacerse pasar por lo que no era.

Lo que era, era una máquina de altísimas prestaciones, con un chasis monocasco de acero sobre el que se montaban varios subchasis tubulares y una carrocería construida en acero, kevlar y fibra de carbono. Su motor 1.8 Cosworth BDT desarrollaba 250 CV en su configuración de calle, sobrealimentado por un turbocompresor. Las versiones de competición llegaban a desarrollar hasta 450 CV de potencia. Ford pensaba introducir en la temporada de 1987 un RS200 Evolution, cuya potencia en configuración de competición podía llegar a los 815 CV.

Con los desarrollos adecuados, los Ford RS200 Evolution más potentes lograban hacer el 0 a 100 km/h en sólo 2 segundos.

La potencia y el comportamiento de estos coches los convertía en máquinas peligrosísimas. Ni los pilotos más experimentados eran capaces de domarlos al completo, y varios RS200 sufrieron graves accidentes en competición. Uno de los más dramáticos accidentes del Grupo B tuvo como protagonista a un RS200, y se saldó con el fallecimiento de tres espectadores en el Rally de Portugal de 1986. A pesar de su tracción total y sus autoblocantes, eran coches ligeros, de escasa batalla, y extremadamente nerviosos.

La prohibición del Grupo B dejó a Ford con 20 unidades de calle del RS200 Evolution producidas. Estaban equipadas con un motor Ford-Cosworth BDT-E, de 2,1 litros de cilindrada y entregaban una potencia de 450 CV de calle – siempre con cambio manual de 5 relciones. Eran sencillos de potenciar, y Ford potenció esta unidad en concreto hasta los 600 CV. Fue vendida a un magnate texano del petróleo, y su familia – tras su fallecimiento en 1997 – lo vendió al fundador de la DirtFish Rally School en Seattle, que lo pone a subasta actualmente.

Esperan obtener entre 475.000 y 675.000 dólares en Amelia Island, evento en el que este RS200 Evolution será subastado. Ofrecerán al futuro dueño un curso gratuito de rallyes, aunque dudo que este Ford vaya a ver un solo camino de tierra en su vida.

Fuente: RM Auctions
En Diariomotor:

Lee a continuación: El último guerrero del Grupo B: a subasta el último Ford RS200 fabricado

  • ADN

    Eso es aceleración, en una de lasnleyendas de rally. Lástima que ha vivido enjaulado y no se ha liberado su salvajismo fuera.del camino.

  • Txesz

    Menuda joya. Quien tuviese dinero bastante…

  • Borja

    Nunca entenderé la gracia de tener en un garaje maquinas fabulosas y no usarlas … No me da ….