comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

5 MIN

Así es cómo la Guardia Civil la lió en Twitter y demostró que aún no sabemos circular en las rotondas

tomar-rotondas-guardia-civil

Las rotondas siguen siendo uno de los escenarios más problemáticos para los conductores. Problemáticos, porque en ellas generalmente se cometen muchas irregularidades que incumplen con lo que dicta la norma. También porque, en muchos casos, esas irregularidades provienen de una falsa concepción de la norma, o incluso de interpretaciones particulares de cómo deberíamos tomar rotondas. La Guardia Civil intentó aclarar dudas, y demandar el cumplimiento de la norma a sus seguidores en Twitter, con un esquema muy gráfico. Y demostró dos cosas. La primera, que en un tuit, o una imagen, difícilmente podría explicarse cómo debe circularse en rotondas. Y la segunda, que aunque creemos saber circular en las rotondas, muchos tenemos una concepción falsa del carril por el que ha de circularse en función de la salida que vayamos a tomar.

El lío llegaría con un primer tuit, con un esquema realmente sencillo que no nos enseñaba a tomar rotondas, sino algo tan básico, y exento de debate, como es el hecho de respetar la prioridad de paso de los diferentes carriles.

Incluso un esquema como este generó todo tipo de polémicas, y respuestas negativas por parte de muchos seguidores. Un esquema que parte de la prioridad de paso del conductor que circula por su carril y del hecho de que una rotonda no sea otra cosa que una proyección circular de una carretera con diferentes salidas e incorporaciones a su derecha. Sorprende el número de críticas negativas que recibió ese primer tuit, a tenor de que los consejos que proporcionaba no solo eran correctos, sino también claros e imprescindibles para circular en una rotonda. Esos consejos eran los siguientes:

* El conductor que circula por el carril exterior siempre tiene la prioridad en este carril, por encima de aquellos que se incorporen a la rotonda, o aquellos que circulen por el carril interior y quieran pasar al exterior para tomar una salida. * El conductor que circula por el carril interior ha de ceder el paso a los que circulan por el carril exterior antes de incorporarse, y no puede tomar una salida desde el carril interior. * Para abandonar las glorietas, o rotondas, hemos de circular por el carril exterior.

El problema se agravó, aún más, en un intento de satisfacer a todos aquellos que habían lanzado críticas al primer tuit, con un segundo tuit en el que se trataba de matizar lo dicho anteriormente, y recordar que los carriles interiores también pueden, y deben, utilizarse.

Y aquí nos encontramos con un debate aún más acalorado. Explicar qué carriles han de utilizarse, y por qué, es aún más complicado como para poder hacerlo en un mero tuit, con un esquema. En lo que la Guardia Civil definió como el #MétodoCansino, se recordaba cómo tomar rotondas con algunos aspectos que, efectivamente son ciertos, y otros que parten de una concepción errónea, o como mínimo incompleta.

No hay debate en el hecho de que aquellos que vayan a tomar la primera o la segunda salida han de circular por el carril exterior. Tampoco hay debate en que los conductores que circulen por el carril interior han de pasar al exterior antes de tomar una salida, y no pegar un "hachazo" y salir directamente desde el carril interior.

Pero no es cierto que para girar a la izquierda (tercera salida), o tomar la última (cuarta) salida, deba circularse por el carril interior. De hecho, en todos sus comunicados recientes Tráfico recuerda, explícitamente, que como norma general ha de utilizarse el carril exterior, lo que redunda en cruzar menos carriles y en realizar una maniobra más segura. De manera que, definitivamente, no se debe utilizar el carril interior por norma general, aunque vayamos a tomar la última salida o realizar un cambio de sentido.

Sin ir más lejos, y de nuevo parafraseando a la Dirección General de Tráfico, el carril interior se puede, y debe utilizar, únicamente para adaptarnos al flujo del tráfico y facilitar, por ejemplo, que este fluya con buen ritmo cuando en las primeras salidas el tráfico está muy congestionado, evitando el atasco que se está generando en ellas.

En la imagen superior, una explicación ofrecida por la DGT y aún no del todo completa, para recordarnos cómo se debe y cómo no se debe conducir en rotondas.

Con lo cual, una vez más, la Guardia Civil la lió en Twitter para intentar aclarar un tuit que no admitía discusión y que se enfrentó a críticas infundadas. Y demostró dos cosas, que no basta con un tuit para explicar cómo se deben tomar las rotondas, y que muchos conductores españoles aún no sabemos cómo circular en las rotondas.

Fuente: Guardia Civil En Diariomotor: