Te guste o no, en el futuro no habrá retrovisores

 |  @davidvillarreal  | 

¿Por qué no habrá retrovisores en el futuro? Muy sencillo. Las cámaras de alta resolución son económicas, las pantallas cada vez más. Los retrovisores, en tanto sobresalen de la carrocería, son propensos a sufrir golpes, ensuciarse, penalizan la aerodinámica, no tanto por lo que puedan afectar a la eficiencia, al consumo, sino sobre todo por lo que pueden penalizar la calidad de rodadura, generando ruidos aerodinámicos. Para más inri, las cámaras pueden ofrecer una visibilidad más completa, mejorar la seguridad evitando que existan ángulos muertos. Incluso, con buenas lentes y unos buenos sensores, pueden ser capaces de mejorar la claridad de la imagen en condiciones tan complicadas como grandes contrastes, reflejos de los rayos del sol o en la oscuridad de la noche. En Continental lo tienen claro y saben que en el futuro no habrá retrovisores.

Por esa misma razón ya están trabajando en tecnologías para remplazar todos los retrovisores de nuestros coches por cámaras y pantallas. Recuerda que Continental, más conocida por sus neumáticos, también desarrolla soluciones de todo tipo, desde componentes de chasis y equipos de freno, hasta sistemas electrónicos. Esa es la razón por la cual han tomado un Mercedes CLS – el cual ha sustituido su estrella en el frontal y el volante por el emblema de Continental – y ha remozado su salpicadero para hacer sitio a un despliegue de pantallas que probablemente te resultará sobrecogedor.

No temas, de momento se trata de una solución improvisada para poner a prueba la tecnología. Cuando hace un año os ofrecíamos nuestra prueba del Renault Eolab, ya pudimos comprobar que la buena integración de las pantallas será un punto crítico para que el conductor se familiarice con la desaparición de los retrovisores exteriores. Ese será uno de los problemas que han de resolver los fabricantes.

Los sistemas de cámaras, como complemento o en sustitución de los retrovisores, serán vitales para mejorar la seguridad de los vehículos de gran tonelaje.

El otro problema, muy obvio, conseguir que las autoridades legislen a favor de coches sin retrovisores “físicos”, que en su lugar utilicen cámaras y pantallas. Es probable que algún escéptico apunte precisamente a ese problema para plantear qué sucedería si las cámaras, o las pantallas, dejasen de funcionar por algún defecto. ¿Cuál es la probabilidad de que se produzca ese fallo? ¿Cuál es la probabilidad de que un coche se quede sin retrovisor en cualquier choque leve que suframos en ciudad?

En cualquier caso, una de las aplicaciones más interesantes, y probablemente la que primero comenzará a ponerse en práctica, será la de instalar estos sistemas en vehículos de gran tonelaje, furgonetas, camiones y autobuses. Al igual que las cámaras de aparcamiento, y los sistemas de visión periférica, ya están ahorrando rozaduras innecesarias, o incluso atropellos, las cámaras de aparcamiento deberían ganar popularidad en los próximos años y erigirse como alternativa al retrovisor de toda la vida.

Y tú, ¿prescindirías de retrovisores en la carrocería de tu coche?

En Diariomotor:

Lee a continuación: 5 ideas (que te encantarán) para aprovechar un “aeropuerto de 10.000€” como el de Ciudad Real

  • Rotodos Shur

    Me gusta, si.