Despliegue de derrapes para hablarnos del nuevo Lamborghini Huracan LP580-2

Mario Herraiz  |  @HerraizM  | 

Lamborghini se ha atrevido a lanzar una versión de tracción trasera del Lamborghini Huracán, eso sí, reduciendo por el camino su potencia respecto a la versión de 610 caballos. Nace el Lamborghini Huracan 580-2 y EVO ya se ha puesto tras su volante para brindarnos un buen vídeo cargado, como no podía ser de otra forma, de “cruzadas”.

No sólo es tracción trasera. También es más ligero.

Un buen repertorio de goma quemada, de contravolante y la deliciosa melodía del V10 atmosférico. Más de 10 minutos de review que te esperan unas pocas líneas más abajo.

¿Por qué escoger en 580-2 frente al 610-4? Porque nos gusta su vocación más salvaje:

580 caballos al eje trasero. Sí, el V10 de 5.2 litros, atmosférico, ha sido dulcificado para la ocasión perdiendo 30 caballos respecto a la versión de tracción total, pero tranquilo, su nueva condición también viene acompañada de una reducción de peso que lo sitúa 33 kg por debajo del LP610-4 cuando de enfrentarse a la báscula se trata.

1.389 kg de astado que únicamente estará disponible con cambio de doble embrague y que goza de nuevos detalles en su carrocería destinados a afinar la aerodinámica acorde a su nueva condición.

Vídeo destacado del Lamborghini Huracán EVO

Lee a continuación: El Lamborghini Huracán LP 580-2 se desmelena en vídeo, y nos muestra cómo derrapa con su tracción trasera

El Lamborghini Huracán comparte mecánica y plataforma con el Audi R8, pero cuenta con una personalidad propia bastante marcada. Estéticamente es bastante más atractivo que su hermano el Audi, con un plus de agresividad e "italianidad", pero su interior se queda algo atrás respecto a la versión alemana por calidades, diseño e incluso confort de marcha. Deportivo de verdad, pero menos usable.

Ver todos los comentarios 0

El Lamborghini Huracán comparte mecánica y plataforma con el Audi R8, pero cuenta con una personalidad propia bastante marcada. Estéticamente es bastante más atractivo que su hermano el Audi, con un plus de agresividad e "italianidad", pero su interior se queda algo atrás respecto a la versión alemana por calidades, diseño e incluso confort de marcha. Deportivo de verdad, pero menos usable.