La parodia más loca de Fast & Furious 7 es también un homenaje a los clásicos polacos

 |  @davidvillarreal  | 

Este momento tenía que llegar. El momento de las parodias de un éxito en taquilla como ya es Fast & Furious 7. Desde Polonia nos llega una parodia del tráiler desternillante que de paso no es un mal reflejo de la tradición del parque automovilístico en tierras polacas. Y es que más allá del aspecto ridículo que luzcan sus protagonistas, y el aspecto cómico en cuestión, me quedaría con la elección del trío de coches que han escogido para rodar el vídeo: un Trabant, un Fiat 125p y un Fiat 126p. Tres coches muy representativos.

Aunque sea considerado coche de culto de las antiguas repúblicas del ámbito soviético, he visto más Trabant en alquiler en el centro de Berlín que rodando por las carreteras polacas.

El Trabant ya es todo un clásico de los países que en su día pertenecieron al Bloque del Este. Aunque a día de hoy tenga consideración de coche culto, y prácticamente se vea como el “coche del pueblo” soviético, no era uno de los coches más populares en los territorios más allá del Telón de Acero, pero sí uno de los más característicos. Pensad que el Trabant se estuvo produciendo, sin sufrir demasiados cambios, desde los años cincuenta hasta 1990. Aunque a este lado de Europa lo veamos como un buen reflejo de aquellos maravillosos clásicos de la zona os aseguro que, habiendo vivido un tiempo en Polonia, he visto más Trabant en alquiler en el centro de Berlín que rodando por las carreteras polacas.

El Fiat 126p, una especie de pequeño 127 con motor trasero de dos cilindros, estuvo produciéndose en Polonia hasta el año 2000.

Caso muy diferente el del Fiat 125p. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno polaco ya había establecido un acuerdo con FIAT para levantar una factoría en la que producir coches bajo licencia en su territorio. Tras la Gran Guerra, y ya bajo la economía planificada soviética, Fabryka Samochodów Osobowych firmó nuevos acuerdos para producir un sedán económico, el Fiat 125p. Este modelo estaba basado el Fiat 125 que se fabricó hasta 1972 en Turín, con la sutil diferencia de que su homólogo polaco estuvo en producción hasta 1991. No es uno de los avistamientos más comunes en las carreteras polacas, pero sí es habitual.

Por último, el Fiat 126p, el “Maluch”, el verdadero “coche del pueblo polaco”. Ninguna parodia polaca con coches que se precie de serlo podría evitar el protagonismo de este coche. El Fiat 126p es el verdadero icono de la automoción en Polonia, es su Seat 600, su Citroën 2CV, su Volkswagen. Pensad que este pequeño utilitario, que era una réplica en miniatura del 127 con motor trasero de dos cilindros, se estuvo produciendo en Polonia hasta el año 2000. Y que en todos esos años se llegaron a producir más de 3 millones de unidades – únicamente en tierras polacas.

Hoy en día, además de ser un coche de culto, es un avistamiento habitual en las carreteras polacas, y no solo en los entornos rurales, sino también en las urbes donde muchos conductores aún siguen utilizándolos.

Fuente: Cyber Marian | Vía: Jalopnik
En Diariomotor: Fast & Furious 7 acabó con la vida de más de 230 coches: ¿qué sucederá con todos ellos?

Fast and Furious

Lee a continuación: Demostrado estadísticamente: Furious 7 es la película con más acción y velocidad de la saga

  • nuevoenesto

    Proximamente en los cines…

  • TopSize-Berlina Alfa Romeo

    jajajajajajajajajajaja!

  • X 2.0

    Les falta el coche mas importante de Polonia, el Sirena, un coche del estilo del Trabant, de 3 puertas, con motor tipo moto, que para acceder a las plazas trasera hay que desmontar uno de los asientos.