¿Por qué Peugeot y Citroën tienen todas sus esperanzas puestas en la nueva fábrica de Marruecos?

 |  @davidvillarreal  | 

En esta mañana de verano se ha hecho pública la noticia. PSA Peugeot Citroën invertirá 557 millones de euros en la apertura de una nueva fábrica en Marruecos, en la localidad de Ameur Seflia, cerca de la costa Atlántica, a unos 70 kilómetros de Rabat. PSA reconoce que la apertura de esta fábrica será de vital importancia para su crecimiento a lo largo de la próxima década. Un crecimiento que no solo estará azuzado por la ventaja competitiva, y el natural ahorro de costes que ha de suponer la apertura de una nueva factoría al norte de África, que en principio no producirá coches para Europa. Sino sobre todo por el crecimiento que esperan en el continente africano y Oriente Próximo, donde ya cuentan con instalaciones en Nigeria y se está planificando la apertura de una nueva fábrica en Irán.

Peugeot y Citroën esperan que esta fábrica alcance una producción de 200.000 coches al año, y que ayude a mejorar la rentabilidad de sus ventas en África y Oriente Próximo, que según sus objetivos podrían llegar a un millón de coches al año antes de 2025.

La fábrica de Ameur Seflia abrirá sus puertas en 2019 y se encargará de la producción de vehículos de los segmentos B y C. Inicialmente se producirán un total de 90.000 unidades cada año, incluyendo motores y coches, aunque la fábrica tendrá capacidad para suministrar 200.000 unidades según aumente la demanda de vehículos en la región. Peugeot y Citroën están convencidos del potencial que tiene para sus marcas crecer en África y Oriente Próximo, un mercado en el que la producción total de automóviles hasta 2025 podría llegar a los 8 millones de unidades, y en el que esperan que sus beneficios crezcan hasta convertirlo en el cuarto mercado más rentable para el grupo.

Recordemos que este proyecto forma parte del programa Back in The Race presentado en 2014 por Tavares. Citroën y Peugeot se han propuesto reinventar su gama de modelos con el objetivo de hacer que cada producto sea más rentable, que la canibalización entre ambas marcas se reduzca (lo que conllevará la desaparición de algunos modelos y la llegada de otros modelos con un enfoque muy diferente al actual) y el crecimiento en mercados estratégicos, como el de África y Oriente Próximo.

El objetivo final de Peugeot y Citroën será llegar a suministrar más de un millón de coches al año en África y Oriente Próximo, dentro de una década, en el año 2025.

En Diariomotor: Back in the Race: Tavares acelera la reinvención de Citroën y Peugeot con un importante recorte de modelos

Ver todos los comentarios 0