Rolls-Royce nos enseña cómo vender 3.785 coches de super-lujo en un año

 |  @davidvillarreal  | 

¿Crisis? ¿Qué crisis? Rolls-Royce vuelve a sorprendernos con cifras de matriculaciones de escándalo. Rolls-Royce ha cerrado 2015 con un total de 3.785 vehículos de superlujo entregados en todo el mundo. Son cifras espectaculares, aunque no superiores a las del año pasado, en el que por primera vez en su historia superaron la barrera de las 4.000 unidades. Este año sus ventas han caído en 278 unidades, lo cual no deja de ser un gran resultado, si tenemos en cuenta que ninguno de sus productos arranca por debajo de los 200.000€ y que la gran mayoría de sus ventas supera con creces esas cifras, especialmente si tenemos en cuenta el alto grado de personalización al que son sometidas la mayoría de sus reservas.

La crisis en China ha hecho que las ventas de Rolls-Royce se resientan. Aún así, 2015 ha sido el segundo año que más Rolls-Royce se han vendido en todo el mundo, por detrás de 2014, en el que se alcanzaron las 4.063 ventas.

3.785 unidades pueden parecer poca cosa. Pero la cifra adquiere mucho valor cuando tenemos en cuenta su progresión a lo largo de la última década. Entre 2004 y 2006 se vendían alrededor de 800 unidades al año en todo el mundo, en 2007 se superaba la barrera de las 1.000 unidades y en 2014 se superaría incluso la barrera de las 4.000 unidades.

Rolls-Royce ha crecido este año en prácticamente todos los mercados importantes en los que está presente la marca. Tal vez por eso te estés preguntando por qué razón sus ventas han disminuido este año. Y la explicación no es otra que la situación económica en China.

Estados Unidos sigue siendo el mercado más importante para Rolls-Royce, en el que sus ventas han crecido este año un 7%. El gran problema lo han encontrado en China, donde las ventas han disminuido un 54% con respecto al año anterior. No es de extrañar que una nación tan pequeña como Emiratos Árabes Unidos, y a la vez poblada de deportivos y vehículos de lujo, haya superado a China este año, que ha caído hasta la posición tercera en la lista de mercados más importantes para Rolls-Royce. A continuación se sitúan Reino Unido y Arabia Saudí.

Más allá de lo halagüeñas que parecen las cifras de Rolls-Royce en los últimos años, aún tenemos que tener en cuenta que estas cifras podrían crecer significativamente en los próximos años. Recordemos que Rolls-Royce está trabajando ya en una suerte de SUV, que empleará una nueva plataforma de aluminio y que podría convertirse en la gran estrella de la marca en los próximos años.

Fuente: Rolls-Royce

Lee a continuación: El lujo británico de Rolls-Royce (y su nuevo SUV) será más ligero gracias al aluminio

  • Autos estupendos, que están fuera de cualquier crítica o indiferencia. Su tradición a superado guerras,
    ha superado gustos, modas y tiempos. Rolls-Royce es parte de la historia con más requinte en el mundo.

    Sólo queda felicitar a sus ejecutivos y artesanos, por las maravillas que salen de sus cabezas y manos.

    Saludos.