Vídeo: otro Ford Mustang que se la pega y un buen ejemplo de lo que no debes hacer en una “quedada” de coches

 |  @davidvillarreal  | 

Si te gustan los coches, los encuentros y quedadas de quemadillos como nosotros son un buen lugar para conocer a gente con la que compartes tu afición, ver buenos coches, y a menudo piezas muy especiales, y en definitiva pasar un buen rato. Existen quedadas para todos los gustos y para todos los estilos de aficionados, desde aquellas que convocan clubes temáticos de una marca o un modelo determinado, a las que organizan nuestros amigos de 8000vueltas en circuito. Pero, por desgracia, este tipo de eventos no siempre termina bien. Y el mejor ejemplo lo tenemos en lo sucedido en Scottsdale, Arizona, este mismo fin de semana, donde un Ford Mustang acabó sufriendo un accidente y demostrándonos lo que jamás se debe hacer en un encuentro de aficionados a los coches, independientemente de que tu coche sea un Ford Mustang o cualquier otro.

Huelga decir que en un encuentro de este tipo es imprescindible tener las precauciones más básicas, entre las que por supuesto se incluye no comenzar a hacer trompos descontroladamente, sobre todo si te encuentras en carreteras públicas. Y es precisamente cuando una quedada se organiza en carreteras públicas cuando más precauciones se deben tener. Hacer trompos, o acelerar a fondo, son prácticas peligrosas. En la organización de estos eventos a menudo se pide a los participantes que tampoco incurran en otras prácticas que, sin ser tan peligrosas, incomodan a los vecinos, como acelerar en punto muerto para llegar al corte de inyección.

Y es que la única garantía de que se puedan seguir celebrando estos eventos, o incluso contar con el apoyo de empresas que puedan ceder el espacio para acoger a los participantes, como centros comerciales, también depende del civismo de los conductores que acuden al evento.

La organización de este tipo de eventos depende de que los participantes se comporten con civismo y, sobre todo, eviten prácticas peligrosas

Para aquellos que nunca hayan participado en una quedada, les aconsejaría que se abstuvieran de hacerlo si finalmente van a acabar poniendo en peligro a otros participantes, o incluso a conductores, pasajeros y peatones que nada tienen que ver con él.

Mi consejo también sería buscar referencias de eventos anteriores convocados por los mismos organizadores, sobre todo si la reunión incluye una ruta en carretera, o conducción en circuito. Una buena organización, un control profundo de lo que sucede en pista y de los participantes, y del número de coches que ruedan simultáneamente, también es importante para evitar sustos.

Vía: Carscoop

Lee a continuación: 4 de mayo, Star Wars Day: el oscuro secreto Sith del Ford Mustang 2018

Solicita tu oferta desde 40.350 €
  • Usuario

    Cuanto daño ha hecho la saga fast and furious. Ese brazaco llevando el volante como si hiciese una pizza. Ese Vin diesel cantando reggeton, horrible. Las quedadas son carne de multa para los Mossos